EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

martes, 26 de noviembre de 2013

EL ESCORPIÓN - DESBERG & MARINI

TÍTULO: El Escorpión
AUTOR: Stephen Desberg & Enrico Marini
EDITORIAL: Norma Editorial
AÑO: 2001-2013
GÉNERO: Cómic

"El Escorpión: una serie de capa y espada que transcurre en el siglo XVIII y en la que el protagonista, un buscador de reliquias de santos, se sumerge en una fascinante aventura en la ciudad de Roma. Una trepidante serie de aventuras repleta de espadachines, intrigas papales y reliquias".

Ayer terminé el último número que tenía por casa de la serie "El Escorpión", un cómic guionizado por Stephen Desberg y brillantemente ilustrado por Enrico Marini. Después de años de abandono, decidí volver a leerla del tirón y refrescar las aventuras de Armando Catalano, más conocido en Roma como El Escorpión.

La colección, si no voy errado, apareció en España en 2001, es decir, hace más de una década, y los álbumes han ido llegando poco a poco, de hecho, este 2013 se ha publicado el número 10; "El Escorpión: En el nombre del Hijo" (pendiente de adquisición).

La historia huele a aventuras clásicas, de aquellas de toda la vida que habíamos visto en las películas cuando éramos algo más pequeños o las que veían nuestros padres y que protagonizaba Errol Flynn, con regusto a "Los tres mosqueteros" de Alexandre Dumas y un toque del escurridizo "El Zorro" de McCulley, amén de la siempre inquietante presencia de la Iglesia y sus intrigas, secretos y misterios. Y es que el tema eclesiástico da mucho de sí y más cuando el Papa es víctima de un complot y muere asesinado, no?

El guión de Stephen Desberg arranca con fuerza, tanta que durante las primeras entregas de la serie la historia del Escorpión engancha como una garrapata porque sabe combinar perfectamente la aventura pura y dura con un contexto histórico de un siglo XVIII convulso, la sombra del Vaticano y la lucha entre familias poderosas. Es un personaje que, aunque manido y conocido de sobras, posee talento, carisma, simpatía, seducción y una habilidad especial para encontrar reliquias perdidas de santos... y es que hay dos cosas que pierden al Escorpión: las mujeres hermosas y las antigüedades.

Cabe destacar, también, el trabajo impecable de Enrico Marini; sus ilustraciones son una delicia y encajan perfectamente con el espíritu aventurero que destila el guión ideado por Desberg. Y es que todos los trabajos de Marini que he tenido oportunidad de disfrutar hasta la fecha me han encantado. Si no conocéis al dibujante, os hago un par de recomendaciones: no dudéis en echar un vistazo a la vampírica serie "Rapaces" (consta de 4 números, todos publicados) o a la actual "Las Águilas de Roma" (de la que acaban de publicar el tercer álbum). Cierto es que el público masculino disfrutará un poco más de los dibujos porque el desnudo femenino está presente en varias páginas de la serie y es que ya he dicho anteriormente que El Escorpión siente especial devoción por las mujeres y siempre anda envuelto en líos de faldas.

Otro valor añadido a la historia de Desberg son los personajes que acompañan a El Escorpión y es que Armando Catalano no es el único gancho de la historia porque sin la presencia de su inseparable compañero de fatigas Húsar, la sugerente y peligrosa Mejai, el poderoso Cardenal Cosimo Trebaldi o el misterioso capitán de los infames monjes soldado Rochnan, la historia andaría cojeando. Ellos, amigos y enemigos del Escorpión, son los que dotan de vida a una trama que se irá desvelando poco a poco, con nuevos e interesantes secundarios, que irá ganando en profundidad y en la que mucho tendrá que ver el pasado del Escorpión y las siniestras entrañas de la Iglesia.

Quizá, sólo quizá, tenga una pega: la trama parece estar alargándose más de lo debido porque, un final que parecía cercano, sigue sin terminar de aclararse y el lector tiene la sensación de que todas las piezas ya están dispuestas sobre el tablero y que a Desberg y Marini sólo les queda concluir con brillantez la saga de "El Escorpión". Quizá este número 10 resuelva de una vez el conflicto que enfrenta a Armando Catalano con el Cardenal Trebaldi y la Iglesia.

Un aviso: si lees "El Escorpión" corres el riesgo de sufrir su picadura y que su veneno termine por engancharte.

VALORACIÓN: 8/10

viernes, 15 de noviembre de 2013

PARA TODOS LOS PÚBLICOS - EXTREMODURO

TÍTULO: Para todos los públicos
AUTOR: Extremoduro
AÑO: 2013
ESTILO: Rock duro
SELLO: Warner Music

"Aviso a menores. Atención niños: no os fiéis nunca de una persona que no diga tacos".



Que Extremoduro saque nuevo disco siempre es noticia. Lo curioso del caso es que han pasado de ser un grupo alternativo y minoritario en sus inicios, a ser un grupo esperado y respetado que sigue ampliando su audiencia y aumentando las expectativas. Normal, aunque algunos se hayan resistido, el peso de la lógica tenía que acabar imponiéndose y Extremoduro ubicarse en el lugar que le corresponde: en lo más alto del rock de este país.

"Para todos los públicos" viene precedido del polémico "Material defectuoso" (yo sigo sin entender la polémica y creo que es uno de los mejores discos de la banda) y de la exitosa gira Robando perchas de hotel. Lo cierto es que Extremoduro ha tomado nuevos derroteros, más bien, ha explorado otros senderos y desbrozado caminos, cosa que no ha sentado del todo bien a algunos fans que han echado de menos el sonido primigenio del grupo y han clamado por un regreso a los añorados orígenes. Tal vez "Para todos los públicos" consiga una reconciliación de aquellos que no supieron o no quisieron valorar la demostración de talento, creación, versatilidad y perfeccionismo que supuso el colosal "La Ley Innata".

Si "Para todos los públicos" es un retorno a la esencia de Extremoduro, yo no termino de tenerlo del todo claro, pero sí creo que es una excelente combinación de pasado, presente y futuro porque contiene todo lo que fueron, lo que son y hacia dónde caminan. Eso sí, de nuevo es un disco que hay que escucharlo mucho y bien porque Robe sigue en plena ebullición prosaica y el grupo inmerso en sus flirteos con diversos estilos, por lo que no es un trabajo sencillo de aquellos que engulles a la primera y ya te ha calado hasta los huesos. Requiere de cariño, cobijo y atención porque encierra un rock duro inimitable que rebosa calidad en cada estrofa.

El single que sirvió de aperitivo, "Qué borde era mi valle!", era un auténtico petardazo, sonido Extremoduro en estado puro: voz desgarrada y cabreada de un Robe desatado, Uoho haciendo bramar su guitarra, Miguel aporreando el bajo, marcando bien los ritmos, y Cantera haciéndose notar en un temazo de aquellos que reivindican una y otra vez que esta banda es una de las más sólidas que ha parido madre.


Como siempre, Robe no se casa con nadie ni compone al gusto de nadie: ni dios ni amo. Él compone, él escribe y él mismo se censura, ya declaró que no sacarían nada nuevo si no era material de calidad. Es de agradecer su honestidad asilvestrada y lo que no se le puede negar a Extremoduro es la cuidadosa elaboración y producción de los últimos discos.

No entraré más en el debate porque para mi no existe como tal. La cosa es bien sencilla: cumplimos años y eso quiere decir que yo no soy el mismo que escuchaba "Agila" en 1996. Y si yo he cumplido años, pues Extremoduro también y cumplir años no implica únicamente sentarse a ver cómo aparecen arrugas o canas, no, implica madurar, crecer, evolucionar, aprender y abrir los ojos. Al que no le guste, pues va siendo hora de aceptarlo. Nada permanece inmóvil.

Sobre las canciones que dan vida a "Para todos los públicos", he visto varias páginas que hacen un análisis individualizado, así que no me adentraré en ese terreno, que cada uno lo escuche, disfrute, berree y salte a su manera y se deje seducir una vez más por el embrujo de Robe y su capacidad para escupir versos. Al final, cada uno encuentra su o sus canciones favoritas y no siempre tienen que ser las mismas que le entusiasman a tu vecino (en mi caso, mi vecino está hasta los cojones de Extremoduro).

Yo me quedo, además de con "Qué borde era mi valle!", con "Locura transitoria", que abre el disco de manera magistral en un tema largo, elaborado, con cuarteto de cuerdas, una letra del carajo y un in crescendo muy agradecido; "Poema sobrecogido", con un deje aflamencado en la voz de Robe, compleja y desgarradora, tiene pinta de convertirse en un temazo de aquellos que arraigan con cada escucha, y, finalmente, "El camino de las utopías", que pone el broche final al disco y que ya conocíamos, con visos de convertirse en un clásico en los directos.

Larga vida a Robe, larga, extrema y dura!

VALORACIÓN: 8/10

jueves, 14 de noviembre de 2013

LA LEYENDA DE BROKEN - CALEB CARR

TÍTULO: La Leyenda de Broken
AUTOR: Caleb Carr
EDITORIAL: Ediciones B
AÑO: 2013
GÉNERO: Fantasía Épica

"Corren tiempos agitados para el reino de Broken, a merced de la peste y la guerra. Allí encontramos dos caracteres opuestos, pero que, a su vez, se entrelazan: Lord Baster-kin lucha contra su conciencia, incluso mientras lleva a cabo el más mortífero y devastador de los planes, y Sixt Arnem, un guerrero que, tras huir de los barrios pobres, se ha convertido en el líder de poderoso ejército del reino. Keera, una oscura espía, se embarcará en un peligroso viaje para salvar a su pueblo de la opresión. Mientras tanto, en las profundidades del Bosque de Davon, Caliphestros, un filósofo exiliado, y su leal compañera se unen para extender la venganza, convocados para auxiliar al vilipendiado e incomprendido Bane en su batalla contra el poder impuesto. Los colosales muros de Broken están a punto de derrumbarse".

No había leído nada de Caleb Carr, de hecho desconocía su existencia, pero es un autor de formación histórica, más concretamente en historia militar, y con varias novelas ya a sus espaldas. Creo que "La Leyenda de Broken" es su primera aproximación a la fantasía épica, aunque la novela también podría encajar en el género de la fantasía histórica porque, al fin y al cabo, parte de la base de un manuscrito anónimo hallado por el escritor Edmund Burke y la correspondencia que mantiene entonces con el historiador Edward Gibbon sobre el misterioso manuscrito. Como fórmula no está mal, aunque a mi no me ha convencido el debate histórico, ético y científico que mantienen ambos personajes en determinados pasajes introductorios del libro.

Al grano. El libro nos cuenta la historia del reino de Broken, poderoso y rico, afianzado tras sus poderosas murallas, pero también un reino enfermo, no sólo por la plaga que lo está asolando, sino también por la podredumbre que corroe sus entrañas y por una religión un tanto enfermiza y autoritaria basada en el culto a la belleza y a la perfección física por encima de otros valores y que, además, castiga a los "imperfectos" con el destierro. Más allá de los muros de Broken, se extiende el fantástico y peligroso bosque de Davon, lugar donde los Bane, los exiliados, han establecido su residencia. La plaga, que también se extiende por el bosque, afectando a humanos y animales, unirá los caminos de los Bane con el excéntrico Caliphestros y comenzará a tomar forma el asalto a Broken. El resto de detalles, giros y subtramas es mejor que los descubráis vosotros mismos.

Como puntos destacables de "La Leyenda de Broken" me quedaría con los personajes, no por especiales u originales, que alguno sí lo hay, sino por la riqueza con la que están descritos y porque hay un trabajo importante detrás de ellos para dotarlos de carisma y fuerza. Yo me quedo con tres: Sixt Arnem, Lord Baster-kin y Heldo-Bah, su punto canalla es muy necesario, bueno, y con Stasi... También me parecen muy elaboradas las descripciones del entorno, ya sea paisajístico o urbano, así como de los ropajes, armamento u otros detalles.

También es interesante el hecho de que la historia vaya creciendo conforme avanza, abriéndose un abanico de tramas que enriquecen la historia principal. Caleb Carr lo consigue intercalando personajes y escenarios, de manera que vamos conociendo más del pasado, motivaciones y psicología de los protagonistas de "La Leyenda de Broken".

Entonces cuál es el problema? pues que, aunque no es un tochazo, sí resulta denso y el avance es, en ocasiones, lento y no es que no haya acontecimientos de por medio, suceden muchas cosas, pero el ritmo no me ha parecido el apropiado. Algunos diálogos resultan tediosos. Sí, está muy bien escrito y descrito, pero no creo que Caleb Carr haya dado con el ingrediente mágico que te engancha a un libro y te obliga a devorarlo para terminar revelando todos los secretos que esconden sus páginas.

Una cosa más; Carr atiborra al lector con notas a pie de página para ampliar la información... es una opción útil, siempre y cuando no estemos hablando de más de 200 anotaciones! Eso sí, el autor tiene el detalle de advertir que cada uno haga lo que quiera con las notas, yo, personalmente, no habré consultado más de 10 durante la lectura y tampoco resultaron cruciales ni me perdí nada importante de la trama.

Para rematar la faena, a Caleb Carr le hicieron un flaco favor cuando en la contraportada del libro soltaron la lapidaria frase: "Los aficionados a George R.R. Martin que esperan la próxima entrega de Canción de Hielo y Fuego, podrán aliviar su sed de heroísmo mítico, guerras intensas y miembros depravados de la realeza con esta brutal y esplendorosa novela" (The Washington Post). Con perdón, pero hay que ser un cabrón para decir algo así.

VALORACIÓN: 7/10

martes, 5 de noviembre de 2013

PALOSANTO - BUNBURY

TÍTULO: Palosanto
AUTOR: Bunbury
AÑO: 2013
ESTILO: Rock & Roll
SELLO: Warner Music






No sé qué opinará la prensa especializada ni los mayores fans de Bunbury, pero, después de haberlo escuchado tres veces (no he necesitado más) y teniendo en cuenta todo lo que el artista maño había publicado en su ya dilatada trayectoria en solitario, para mí "Palosanto" es, sin lugar a dudas, su mejor disco.

Puede que eso sea mucho decir y está claro que cada uno tiene sus gustos y opiniones y todas son respetables, así que esto no deja de ser una valoración meramente personal, pero es que desde le dí al play por vez primera y arrancó el disco... aluciné. Tema tras tema, canción tras canción, yo escuchaba y asentía sentado en el sofá, degustando las caladas al ritmo de los acordes que proponía Bunbury, dándole la razón y felicitándolo. Sí señor, un gran trabajo. Felicidades Enrique!

Para empezar, "Palosanto" contiene 15 cortes, 15! No está nada mal. Predomina el rock n roll, como no podía ser de otro modo, pero también contiene temas más pausados e íntimos y algún medio tiempo, pero casi todos con una potente dosis de profundidad, letras repletas de sentidos, melodías elaboradas y un trabajo de producción y mezcla muy destacable. El disco de Bunbury suena muy seguro de sí mismo, maduro, al punto, convencido y convincente.

Pero claro, Bunbury es Bunbury, así que sigue estando muy lejos de letras fáciles, melodías pegadizas, edulcorantes artificiales y fórmulas del éxito efímero. Su apuesta es arriesgada, aunque más honesta y personal, y poco importa que eso le suponga encajar más de un golpe bajo porque el zaragozano es buen fajador.

Hace pocos días comenté en el blog el lanzamiento del disco "Palosanto" e imagino que muchos habréis escuchado el single que servía de carta de presentación, "Despierta", en un vídeo muy guapo de Alexis Morante. Toda una declaración de intenciones de Bunbury que, además, abre el disco con ese tema para que quede muy claro el mensaje.

Pero el disco esconde otras joyas como "Más alto que nosotros sólo el cielo", "Salvavidas", "Los Inmortales", "Nostalgias imperiales" o "Plano secuencia", regalos elaborados, algunos con ese toque barroco tan de Bunbury, con un más que notable protagonismo para la sección de cuerdas y la presencia de sintetizadores para dotarlas de más cuerpo. Lo mejor de todo es que las canciones nunca pierden esa presencia desafiante, la elegancia y la arrolladora personalidad que hacen de Bunbury un artista único en nuestro panorama musical.

Aunque yo creo que la que más destaca de entre todas las canciones que dan vida al disco es "Destrucción masiva". Porque es diferente, porque es la que tiene más mala leche y porque el riff de guitarra que abre la canción mola bastante:


Y su voz? sinceramente, creo que Bunbury canta como nunca antes, quizá más contenido y menos excesivo que en otros discos, pero se supera.

Un gran disco.

VALORACIÓN: 9/10