EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

viernes, 14 de febrero de 2014

THE GHOST OF TOM JOAD (HIGH HOPES) - BRUCE SPRINGSTEEN

Hoy quiero compartir con vosotros una curiosidad; ayer llegó a mis manos una de las canciones del último disco de Bruce Springsteen, "High Hopes", y lo que más me llamó la atención no fue que, casi 20 años después, decidiera reversionar la genial "The Ghost of Tom Joad", sino que, además, en esta nueva grabación participara Tom Morello, guitarrista de Rage Against the Machine.

"The Ghost of Tom Joad" era una canción incluida en un disco homónimo que el Boss lanzaba en 1995 y que pertenecía a un álbum acústico y bastante intimista. El segundo trabajo acústico de Springsteen tras "Nebraska" no tuvo un gran éxito comercial, pero sí de crítica (yo me sumo a la buena acogida y recomiendo su escucha).

Curiosamente, años después, la banda californiana Rage Against the Machine iba a lanzar su propia versión... podéis haceros una idea de lo diferente que iba a sonar en manos de la artillería pesada de RATM y cantado por Zach de la Rocha.

Bueno, pues para cerrar el círculo, el Boss ha decidido darle otra vuelta de tuerca al fantasma de Tom Joad y grabarla con Tom Morello para que éste incluya su particular manera de tocar la guitarra y el resultado es un tema mucho más duro, con un Bruce más rockero y un Morello desatado en dos solos de guitarra realmente brutales.

Os dejo las dos versiones de Bruce Springsteen para que, vosotros mismos, podáis escuchar la evolución y decidir cuál os gusta más.

Salud!
THE GHOST OF TOM JOAD (1995)

THE GHOST OF TOM JOAD (2014)

martes, 11 de febrero de 2014

TIERRAS ROJAS - JOE ABERCROMBIE

TÍTULO: Tierras Rojas
AUTOR: Joe Abercrombie
EDITORIAL: Alianza Editorial. Colección Runas
AÑO: 2013
GÉNERO: Fantasía Épica

"Shy Sur creía haber enterrado su sangriento pasado, pero tendrá que recuperar algunos de sus viejos hábitos para rescatar a sus hermanos. Comienza la persecución con un par de bueyes y su cobarde padre adoptivo Lamb por toda compañía. Pero Lamb también tiene sus propias cuentas por ajustar. El viaje por las áridas llanuras, marcado por viejas hostilidades, duelos y matanzas, los conducirá a un enfrentamiento con los Fantasmas. Peor aún, les obligará a aliarse con Nicomo Cosca, infame soldado de fortuna, y su abogado Temple, dos hombres de los que nadie debería fiarse".

Joe Abercrombie se ha convertido en uno de mis escritores de cabecera y en un referente de la fantasía épica. No en vano a él le debo el "rescate" cuando George R.R. Martin me dejó huérfano de lectura durante el largo compás de espera hasta la publicación de "Danza de Dragones". El estilo de Abercrombie, su pluma, su manera de narrar y describir, su realismo crudo y duro, sin aderezos, unidos a un elenco de personajes tan entrañables como despreciables y siempre angostados bajo el peso de un pasado tormentoso, me han enganchado a sus páginas.

Desde que descubrí su trilogía "La Primera Ley" no he faltado a la cita y he devorado todos sus libros; lo pasé en grande con "La mejor venganza" y disfruté como un enano con "Los Héroes"... así que esperaba como un loco la publicación de "Tierras Rojas". De hecho, todos sus libros están reseñados en el blog, así que sólo tenéis que pinchar en sus títulos si os apetece leerlas.

Y, una vez más, Abercrombie ha vuelto a hacerlo. Sí, tal vez "Tierras Rojas" no posea la misma fuerza, voracidad y violencia de los anteriores, tal vez su ritmo sea más pausado y reflexivo, pero sigue manteniendo el listón muy alto en cuanto a la calidad sus páginas: los personajes, los escenarios, el hilo argumental, las pequeñas historias que va desgranando y ese aroma a derrota, a huida, a querer volver a empezar y no poder... pero esta vez, ese aroma, además, tiene regusto de western del bueno.

Ojo, que nadie espere pistolas o rifles, ni espuelas, ni un sheriff, ni un saloon donde sirvan whisky y haya un tipo aporreando un piano, pero sí que hay ciertos detalles, secuencias e incluso paisajes o escenarios que podrían extrapolarse a un buen film de Sergio Leone y no es menos cierto que uno de sus personajes tiene un parecido, más que razonable, con el colosal William Munny de "Unforgiven". No en vano, Abercrombie dedica su libro a Clint Eastwood. Así que... ya juzgaréis vosotros mismos si "Tierras Rojas" tiene o no un punto de western, pero huele a conquista de territorios inexplorados y fronterizos, huele a caravanas cruzando vastas llanuras, huele a fiebre del oro, huele a fieros nativos con aspecto de indios que ven peligrar sus tierras por culpa de los colonizadores.

Fantasía épica crepuscular? sea como sea, lo cierto es que la curiosa mezcla funciona.

Como las anteriores, es una novela que puede leerse independientemente del resto que hasta ahora ha escrito Abercrombie, pero también, como en las anteriores, el lector que conozca el Círculo del Mundo disfrutará en mayor grado de la lectura y podrá compartir y entender mejor las chanzas, anécdotas y habladurías repartidas a lo largo de "Tierras Rojas".

No daré detalles sobre los personajes, que sigue siendo uno de los puntos fuertes de Abercrombie, porque podría chafar parte de la trama y porque ya sabéis que el británico gusta de reencontrar a viejos personajes o ahondar en la vida de algunos que pasaron como secundarios... así que vosotros mismos tendréis el placer de saber quiénes irán apareciendo y desfilando por las agrestes, indómitas y lejanas "Tierras Rojas".

Sólo deciros que tres son las piedras angulares de la novela. Aunque pululen infinidad de personajes interesantes y bien elaborados, con personalidad propia y Abercrombie siempre sea capaz de dotar de carisma y proximidad a cualquier bastardo, tres son los personajes que conducirán la historia: Shy Sur, Lamb y Temple... los tres, cada uno a su manera, terminarán buscando su redención y la purga de un pasado que amenaza con devorar el presente. Serán capaces? el camino por las "Tierras Rojas" será tortuoso, complejo, plagado de contratiempos y, cómo no, peligroso.

Volveremos a conocer la opinión que le merece a Abercrombie la naturaleza y el comportamiento humano que, aunque pudiera parecer pesimista y oscura, lo cierto es que resulta tremendamente realista por sincera, honesta y cruda. Si en la vida hay cabrones e hideputas, si en la vida quien más y quien menos ha recibido alguna hostieja, si en la vida las cosas no salen como uno había previsto, si en la vida existe la traición y prevalecen los intereses individuales por encima de los colectivos, porqué iba Abercrombie a esconder toda esa mierda bajo la alfombra? Con una mirada cínica y salpicada de sarcasmo nos muestra todas esas lindezas, pero siempre, aunque sea en un escondido rincón apenas imperceptible, siempre queda una pequeña ración de esperanza.

De vuelta al barro...

VALORACIÓN: 8'5/10