EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

martes, 16 de junio de 2015

LO QUE ALETEA EN NUESTRAS CABEZAS - ROBE

TÍTULO: Lo que aletea en nuestras cabezas
AUTOR: Robe
AÑO: 2015
ESTILO: Rock duro - Rock & roll
SELLO: El Dromedario Records






"Este disco se construyó en Plasencia en el verano de 2013. Las canciones llegaron desnudas al local de ensayo y, allí, las vestimos entre los seis. Como no teníamos ni idea de cómo queríamos que fuera el resultado final, buscamos los arreglos con la libertad que da la ignorancia. Y como, además, el resultado final nos importaba un carajo (porque en realidad lo que pretendíamos era divertirnos), dimos con ellos como sin querer, como si quisiéramos. Como si solo concediéramos. Al acabar el verano entramos al estudio a seguir experimentando, con la ayuda de Batiz y de Iñigo, en busca de... seguimos sin saber qué. Aquí tenéis el resultado de nuestro trabajo", así nos introduce Robe a su último proyecto musical.

Roberto Iniesta, Robe, líder indiscutible de Extremoduro, ha lanzado su primer trabajo musical en solitario,titulado "Lo que aletea en nuestras cabezas". Si la gente, tanto fans incondicionales como renegados que habían rajado por considerar que se alejaban de sus orígenes, tenían curiosidad por conocer cómo iba a ser y sonar Robe sin la compañía de sus fieles escuderos, lo cierto es que sigue sonando a Extremoduro, entendiendo ese sonido como similar al que podemos encontrar en trabajos como "La Ley Innata" y "Material defectuoso". Al fin y al cabo, Robe es Extremoduro, cuerpo, mente y alma. Así que tiene sentido y es de cajón que "Lo que aletea en nuestras cabezas" suene a lo que tiene que sonar, más si tenemos en cuenta que la prosa es inconfundible y lleva ese sello suyo tan característico.

No engaña a nadie, ni lo pretende. Robe hace lo que le place y si no le place, no lo hace. Traducido, que si le sale de sus santas pelotas, está inspirado, le rugen las tripas y sus entrañas escupen un nuevo trabajo, él se lo mira, lo remira y, si le gusta el resultado, tendremos el placer de escucharlo. Luego cada cual que asuma las consecuencias del acto de querer acercarse a ese trabajo. Algo parecido sucedió cuando publicó "El viaje íntimo de la locura", una novela no apta para todos los públicos y de digestión, cuanto menos, difícil.

Las personas evolucionamos, que no siempre quiere decir que mejoremos, simplemente que la evolución es innata en el ser humano y como individuos sucede como proceso natural en nuestro paseo por la vida. Quiere decir que cambiamos? en muchos aspectos, por un mero proceso de aprendizaje y conocimiento de nuevos puntos de vista, pero la esencia de cada uno suele resultar inmutable. No se me ha ido la olla ni me he puesto metafísico, este párrafo filosófico de todo a cien venía a introducir la siguiente cuestión: Robe no es el mismo de "Rock transgresivo" o "Pedrá", pero sigue siendo él. Sigue teniendo la misma mala folla, cinismo, expresividad y rebeldía, sólo que ahora las encauza de otra manera y, últimamente, ahondando en la temática del amor y la búsqueda del mismo, el desamor y los desengaños, tratar de comprender todo lo que gira a su alrededor. 

Mas de un@ estará ahora pensando si el Robe anda enchochao y ha grabado un disco de nubecitas de algodón de azúcar. Calma! Es un disco de amor, sí, pero a la manera del de Plasencia, es decir, en carne viva, con desgarrones y heridas cicatrizando. Rudo. Claro, no tiene ese punto de animal asilvestrado de hace 20 años cuando Robe era una furia extremeña que disparaba bellotas, tampoco está la guitarra de Iñaki Antón "Uoho" para ponerle ese puntito de rock duro y puro, pero sigue transitando hacia la complejidad compositiva, el trabajo en las letras y en los arreglos musicales. Y qué narices, a mí este Robe me pone, como me ponía en el 2002 con el "Yo, minoría absoluta" o en el 1996 con "Agila".

Robe se ha rodeado de jóvenes músicos, desconocidos, pero no exentos de talento: Carlitos Pérez, David Lerman, Alber Fuentes, Lorenzo González y Álvaro Rodríguez Barroso le han acompañado en su andadura, introduciendo instrumentos de viento, teclado y cuerda a las ya consabidas guitarras y batería. Algo que tampoco es nuevo en los últimos trabajos de Extremoduro, pero que suena algo diferente en "Lo que aletea en nuestras cabezas" porque la bestia de Uoho no anda desbocada.

El disco contiene 8 cortes, entre ellos el single de presentación "... Y rozar contigo", aunque yo me quedo con otros temas como "De manera urgente", "Guerrero" o el colofón final de "Contra todo". Es un trabajo redondo, en mi opinión, claro, y probablemente uno de los mejores discos de rock de este 2015, constatando que Roberto Iniesta es a día de hoy un reputado letrista y músico. Os dejo con el tema que abre "Un suspiro acompasado":


Mi consejo... ya tardas en escuchar "Lo que aletea en nuestras cabezas".

VALORACIÓN: 9/10