EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

viernes, 13 de mayo de 2016

LAS CRÓNICAS DE EXCALIBUR: PRIMERA CRÓNICA - JEAN-LUC ISTIN & ALAIN BRION

TÍTULO: Las Crónicas de Excálibur: Primera Crónica
AUTOR: Jean-Luc Istin & Alain Brion
EDITORIAL: Yermo Ediciones
AÑO: 2015
GÉNERO: Cómic

"El mago Merlín recibe de manos de la Dama del Lago la legendaria espada Excálibur, capaz de dar la victoria al guerrero que la esgrima. Merlín decide entregarla a Uther Pendragón, el líder de los britanos, con la condición de que la use para conseguir la unión de todos los pueblos de Britania... y, sin darse cuenta, pone en marcha una serie de acontecimientos que cambiarán para siempre la historia del mundo. Jean-Luc Istin y Alain Brion nos narran los primeros años de la leyenda artúrica, dotándola de una original visión historicista y reflejando a los grandes personajes que forman parte del folklore europeo, como Merlín, Morgana o el mismo Rey Arturo, con viñetas que son verdaderas obras de arte".

Todos conocemos más o menos la leyenda de Arturo y la fabulosa espada Excálibur. Ya sea a través de los libros, porque ha sido representada en óperas e o porque ha inspirado canciones, películas e incluso series. Hasta Disney dedicó una película de dibujos animados llamada "Merlín el Encantador" (1963), aunque yo prefiero dos películas muy distintas entre sí: la wagneriana "Excalibur" (1981), de John Boorman, y la peculiar "Los caballeros de la Mesa Cuadrada y sus locos seguidores" (1983), de los Monty Phyton. En definitiva, que casi todo el mundo sabe de ese mito, de sus legendarios personajes y de su magnífica espada clavada en una piedra.

El ciclo artúrico, por lo tanto, es un tema manido, revisitado por varios autores, reescrito muchas veces, reinventado, interpretado de mil maneras, repleto de simbología y que toca temas tan diversos como la caballería, el amor, la fe cristiana y el Santo Grial, las virtudes que debe poseer un rey justo, el honor, etc., así que resulta bastante complejo aportar algo que sea distinto, que innove o que incremente el valor de todas las obras que se hayan podido publicar anteriormente. Aún así, Jean-Luc Istin y Alain Brion nos traen una nueva aproximación a Excálibur y la historia que la envuelve.

"Las Crónicas de Excálibur: Primera Crónica" no es nueva porque sea un cómic, hay antecedentes en el mundo de la viñeta, sino porque lo hacen desde su inicio, antes del nacimiento de Arturo o de su consagración como monarca. La historia de Istin se sitúa en tiempos de Uther Pendragón, es decir, su padre. El otro punto de aire fresco procede del tratamiento que reciben algunos personajes principales como Merlín, Morgana o Igraine, y también la representación e imaginación volcada en la concepción de Avalón, además de incidir de manera evidente en el desembarco del cristianismo en tierras britanas y su consiguiente impacto en la tradición y en las costumbres. 

Este primer volumen, esta primera crónica, nos permitirá ver qué era Britania antes y después de la irrupción de Excálibur, empuñada por Uther, para domesticar y unificar el percal de tribus belicosas que andaban todo el día a la greña en Albión. Nos acercará a la onírica Avalón, para desvelarnos algún secreto de Merlín y para conocer qué planes y cometidos tienen las sensuales y sabias mujeres nacidas allí. Y también nos mostrará el choque lógico de un cristianismo pujante que procuraba abrirse camino entre el paganismo, muy enraizado en aquellas tierras, dando un importante peso en la historia al controvertido obispo Patricio y su supuesta misión divina. Nos vamos a ver a Arturo, ni tampoco su legendaria mesa redonda de caballeros. No veremos Camelot. Para, quizá, eso habrá que esperar (o no) a la segunda crónica, ya publicada en España, y que tengo en casita lista para leer.

El trabajo de Istin y Brion, tanto a nivel de guión como gráfico, es encomiable. Es un ambicioso proyecto que, tras leerlo, puedo confirmar que está a la altura de las grandes obras relacionadas con el mito artúrico. Istin no se sale mucho de los cánones, siendo bastante fiel a la tradición mitológica, pero, como he dicho más arriba, se permite sus licencias y éstas funcionan fantásticamente bien. Por su parte, Brion, del que no había visto nada hasta la fecha, despliega una cantidad de recursos, colores, encuadres y composiciones de viñetas que me ha parecido exquisita y muy apropiada a la grandeza de la historia que se pretende explicar.

"Las Crónicas de Excalibur: Primera Crónica" es un cómic altamente recomendable en lo prosaico y en lo visual, tanto para loa amantes del ciclo artúrico, como para los inciados, incluso para aquellos que (si es que queda alguien) desconozcan el mito del Rey Arturo. El cómic irradia épica, belleza, fuerza, fantasía, aventuras, historia, magia... tiene numerosos ingredientes como para enganchar a cualquiera. Y hay que agradecer a Yermo Ediciones su apuesta y que siga en esta línea, felicidades!

VALORACIÓN: 9'5/10

- Enlace a a la reseña del volumen "Las Crónicas de Excálibur: Segunda Crónica"