EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

martes, 9 de octubre de 2018

TRILOGÍA EL MAR QUEBRADO - JOE ABERCROMBIE

TÍTULO: El Mar Quebrado
LIBROS:
   I. Medio Rey
   II. Medio Mundo
   III. Media Guerra
AUTOR: Joe Abercrombie
EDITORIAL: Fantascy
AÑO: 2015-2016
GÉNERO: Fantasía Épica

"Juré vengarme de los asesinos de mi padre. Seré medio hombre, pero pronuncié un juramento entero.
Yarvi, el hijo menor del rey, nació con una malformación en una mano que ha llevado a todo el mundo, incluso a su propio padre, a considerarlo medio hombre. Por eso, en lugar de formarse como guerrero, al igual que el resto de varones de su estirpe, se ha dedicado a estudiar para convertirse en uno de los clérigos de su reino. Sin embargo, en la víspera de la última prueba para ingresar en esta poderosa orden de sabios, a Yarvi le llega la noticia de que su padre y su hermano han sido asesinados. Él es el nuevo rey".

Joe Abercrombie, estas son las dos únicas palabras que puedo escribir de manera imparcial, a partir de aquí toda mi opinión, aunque siempre intenta ser ponderada y objetiva, se ve alterada por el influjo que ejerce sobre mí el escritor británico. Me declaro, como he hecho en anteriores entradas dedicadas a sus libros, un fan incondicional de Abercrombie y un devorador de todas y cada una de sus obras desde que cayera en mi manos "La voz de las espadas", primer volumen de la excelente trilogía "La Primera Ley".

En esta ocasión, Abercrombie realiza una aproximación a la literatura juvenil. A mí de juvenil ya me queda poco más que el aspecto y algún hobbie, pero quise hacerme con esta nueva trilogía y volver a disfrutar de su inconfundible estilo, su ácido humor negro y esa peculiar fauna de personajes que suelen poblar sus páginas. La trilogía de "El Mar Quebrado" ha sido una muy buena adquisición y resulta altamente recomendable tanto para el público juvenil -al que va preferentemente destinado-, como para el lector más adulto y, por supuesto, para tod@s aquell@s fans de Joe Abercrombie.

"Medio Rey", primer volumen de la trilogía sirve, como no podía ser de otra manera, para presentar a los personajes y empezar a esbozar una historia que irá madurando a medida que avance la saga, ganando en profundidad y colorido, presentando a nuevos personajes y ofreciendo al lector algún giro argumental interesante. Además, para enriquecer la trama, el protagonismo se irá repartiendo, si bien el puntal siempre será el padre Yarvi, y, por ejemplo, en "Medio Mundo" veremos que gran parte de ese protagonismo se lo llevarán Espina Bathu y Brand, o que en "Media Guerra" tendrá un papel destacable la princesa Skara y uno de esos personajes que tanto gustan a Abercrombie, una heterogénea combinación de alma perdida, perro de la guerra y hombre atormentado y cortante como el mejor acero, pero no exento de sentimientos e inquietudes: Raith.

Partiendo de la base de que es una novela juvenil, no se le puede exigir la misma complejidad que sí han tenido anteriores novelas de Abercrombie, conviene no perder de vista ese detalle. De todos modos, eso no quiere decir que sea una trilogía facilona y simple. A los que ya conocen al británico, saben que es un escritor amante de introducir muchos y variados personajes, algunos bien pintorescos, de dotarlos de cierto carisma, de apariencias que luego no resultan ser lo que parecían, que evolucionan a cada página y que terminan sorprendiendo por las decisiones que toman, obligados o no, a lo largo de la historia. No es la trilogía de "El Mar Quebrado" una excepción, poco o nada tendrán que ver los personajes que conozcamos en "Medio Rey" con los que veamos finlamente en "Media Guerra". No será la misma reina Laithlin, ni la misma Espina, ni el mismo Koll, ni la misma Skara, ni, por supuesto, el mismo Yarvi cuando cerremos el libro.

Hablando de personajes, siempre es remarcable la preponderancia que Abercrombie ha otorgado a los personajes femeninos. Nunca son meras comparsas o actrices secundarias de lujo, no, ellas también deciden el destino de muchos, son parte activa en toda la historia y terminan siendo imprescindibles en la consecución de "El Mar Quebrado". A las féminas ya mencionadas, hay que sumarle la extraña, divertida e imprevisible Skifr, una especie de bruja, maga, chamán, guerrera y superviviente, tan irritante y descarada, como entrañable y vital. La trilogía agradece y mucho su irrupción y su lengua viperina.

Tampoco quiero olvidarme del inquietante y misterioso Nada, un personaje que aparece en "Medio Rey" y del que poco sabemos -muy del estilo Abercrombie-, pero que termina alzándose como un... bueno, no os contaré más, os chafaría una de las sorpresas de "El Mar Quebrado" y es mejor que descubráis vosotr@s qué hay detrás de Nada.

Es una trilogía repleta de aventuras, en un mundo más o menos reconocible geográficamente, con rudos bárbaros, temibles guerreros, poderosas mujeres, hermosas reinas, astutos clérigos... todos ellos gobernados por el Alto Rey, una especie de tirano vestido de generoso monarca que decide el destino (político, económico y militar) de todas las tierras. Como en todas las obras de Abercrombie, no puede faltar la épica, la traición, las batallas, los viajes, el amor, la política, la religión, las interesantes reflexiones sobre la cruda realidad e incluso reserva un pequeño espacio para la magia -podemos llamarla también tecnología- cuando nos habla de un pasado remoto en el que los elfos hollaron las tierras que circundan el Mar Quebrado.

Puede que "Medio Rey" sepa a poco para un lector adulto y que haya saboreado anteriormente la pluma de Abercrombie, pero la trilogía sube enteros en "Medio Mundo" y llega a su cénit en "Media Guerra", logrando urdir una trama sólida, de costuras resistentes, con hilos argumentales que van mezclándose con acierto, cruzando algunos caminos y regalando, como viene siendo habitual, un final bien resuelto, apoteósico e intenso que deja un regusto agridulce en el paladar... y es que esto no es Disney y pocos suelen comer perdices. Vamos, que no es una novela juvenil al uso; a medida que avanza gana en crudeza, el vocabulario no es descafeinado -aunque tampoco tan rudo como en anteriores obras del autor-, ni tampoco escatima en detalles o descripciones, además de contener suficiente carga ética y filosófica como para detenerse a pensar.

"El Mar Quebrado" nos dibuja un nuevo universo que Joe Abercrombie podrá explorar y ampliar (o no) más adelante, con una terna de personajes interesantes que tienen futuro por delante y con hilos de los que aún puede estirar. Ya dije al principio que me cuesta ser imparcial con el escritor británico, he disfrutado de toda su obra y lo considero uno de los mejores autores actuales, un referente de la fantasía épica, así que no dudéis en haceros con esta trilogía, recorrer el Mar Quebrado y conocer a los personajes que lo habitan.

VALORACIÓN: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario