EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

viernes, 23 de agosto de 2013

LA LIGA DE LOS HOMBRES EXTRAORDINARIOS - Alan Moore

TÍTULO: The League of Extraordinary Gentlemen
AUTOR: Alan Moore & Kevin O'Neill
EDITORIAL: Planeta de Agostini (World Comics)
AÑO: 2002
GÉNERO: Cómic






A muchos les sonará el título por la espantosa adaptación cinematográfica que perpetrara en 2003 Stephen Norrington, a pesar de la esforzada y siempre elegante y carismática presencia de Sean Connery, pero lo cierto es que el cómic empezaba a ver la luz en el año 1999 gracias al talento de Alan Moore y al trazo del ilustrador Kevin O'Neill.

Moore es el padre de obras esenciales que cualquier lector de cómics debería tener en su estantería, unas cuantas adaptadas al cine como "Watchmen", "V de Vendetta" o "From Hell", por ejemplo. Pero a él también hay que atribuirle cómics que forman parte de la historia como la saga "La Cosa del Pantano" o el genial "Batman: la broma asesina".

Hoy nos centramos en "La Liga de los Hombres Extraordinarios", una historia ambientada en una Inglaterra que vive los últimos coletazos del siglo XIX, en plena Época Victoriana. Y cómo arranca la historia? pues un misterioso enemigo del Imperio Británico ha robado la cavorita, una especie de material que permite luchar contra la gravedad. Desesperado y amenazado, el servicio secreto británico decide reclutar a un equipo variopinto y arriesgado para preservar la salud del Imperio: GOD SAVE THE QUEEN!

Y aquí aparecen los protagonistas del cómic, todos ellos figuras destacadas de la literatura fantástica:
- Allan Quatermain, héroe colonial británico que no pasa por su mejor momento.
- Mina Murray, una hermosa dama de misterioso pasado, divorciada de Mr. Harker (os suena el apellido?).
- Dr. Jekyll y su alter ego bestial Mr. Hyde.
- Hawley Griffin, más conocido como el Hombre Invisible.
- Capitán Nemo, antiguo enemigo del Imperio Británico y viejo lobo de mar.

Personajes de sobras conocidos, muy distintos entre sí, movidos por sus propios intereses y motivaciones, tanto que no será sencillo unirlos por una causa común, pero que han sido llamados porque cada uno de ellos posee algún talento especial y único. 

Del resto del argumento, los misteriosos enemigos, los giros argumentales, sus homenajes e interminables referencias/influencias no diré nada porque es mucho mejor y más divertido que lo vayáis descubriendo vosotros mismos.

Tal vez no sea el mejor cómic de Moore, pero rebosa genialidad, diversión, buenísimos diálogos y acción por los cuatro costados a modo de homenaje a literatura decimonónica británica. Además florece, una vez más, la crítica a su país natal, quizás en un tono menos directo que en otras ocasiones debido al humor con que la realiza, pero no por ello menos contundente. Quedan reflejadas, por ejemplo, las tensiones político-coloniales o la doble moral de la Inglaterra Victoriana.

Además, el dibujo de Kevin O'Neill resulta de lo más apropiado. Su trazo retrata a la perfección tanto la fealdad como la belleza, no sólo de los personajes, sino también de la ciudad de Londres y sus habitantes, sus aparatosas máquinas industriales o la omnipresente propaganda imperial.

No os lo perdáis y menos aún en la edición recopilada con material extra. Diversión asegurada!

VALORACIÓN: 8'5/10

jueves, 22 de agosto de 2013

EL PROSCRITO - Jon Courtenay Grimwood

TÍTULO: El Proscrito
AUTOR: Jon Courtenay Grimwood
EDITORIAL: Alianza Editorial. Colección Runas
AÑO: 2013
GÉNERO: Fantasía

"Los emperadores bizantino y germano traman la guerra, y el futuro de Venecia está en manos de varios salvadores improbables: Tycho, nombrado caballero tras su victoria sobre la flota de los malelucos. Sin embargo, torturado por sus secretos, rechazado por la mujer a la que ama, no ve ninguna razón para salvar Venecia.
Lady Giuletta, aún de luto, debe cumplir su deber con la ciudad: los dos emperadores quieren su mano y una alianza con la ciudad más rica de Europa. Ella habrá de elegir, sabiendo que el rechazado se convertirá en el enemigo más feroz de Venecia.
Una muchacha desnuda, cubierta de barro, sale arrastrándose de una tumba en una isla de la laguna veneciana y empieza a asesinar a los hombres que la enterraron.
Ellos decidirán el curso de la historia".

El Verano ha servido para, además de desconectar, leer el acto segundo de la trilogía de Jon Courtenay Grimwood sobre los Assassini que arrancaba con "La Espada Maldita". De nuevo Tycho, el vampiro, vuelve a la acción ambientada en la Venecia del siglo XV, rodeada tanto de riquezas, como de intrigas políticas y el peligro que acecha en sus canales y callejones.

No soy muy fan de la nueva ola de vampiros, mejor dicho... aborrezco a los nuevos vampiros. Podéis llamarme clásico, pero las pelis de vampiros que me gustan son las que protagonizaba Christopher Lee, la maravillosa "Drácula" que rodaba Coppola en 1992, "Entrevista con el vampiro" y "La Sombra del vampiro", revisitando a Nosferatu. Todo lo que ha venido después, pues sin pena ni gloria y estoy de la saga Crepúsculo hasta los ajos, por decirlo finamente.

Así que cuando me hablaron de un tal Grimwood y de su libro "La Espada Maldita", no hice demasiado caso. Leer sobre vampiros no me decía mucho, pero la ambientación histórica, la lucha y guerras por el poder, el hecho de jugar con la aparición del primer vampiro de la historia y que tuviera como escenario la excepcional ciudad de Venecia, llamó mi atención y terminé por leerlo. Sin ser una obra de primer orden y en la que se echaba de menos exprimir ciertos aspectos (intrigas palaciegas y mayor calado histórico), sí pasa por ser una novela entretenida, con un puntito refrescante, capaz de llevarte en góndola por los canales venecianos y que, además, dejaba muchas incógnitas por despejar. Así que no podía dejar escapar la oportunidad de leer su continuación: "El Proscrito".

Grimwood sigue basando la fuerza de su novela en el elenco de personajes que pueblan sus páginas, la originalidad del escenario veneciano y la constante agitación político-militar. Además Tycho asume, por fin, el papel protagonista, ganando en peso, madurez y desarrollo... eso sí, él solo sigue sin poseer la suficiente fuerza como para que la novela avance con paso firme y sigue necesitando del apoyo de unos cuantos secundarios que permiten ampliar el horizonte y aportar mayor profundidad a "El Proscrito".

Por una parte, y es sólo mi opinión, eso es un problema porque Tycho sigue sin tener el carisma necesario como para pasar a ser uno de esos personajes que quedará grabado en tu memoria (léase Geralt de Rivia, Logen Nuevededos o el propio Eddard Stark, a pesar de su "corta" vida). Pero, por otra parte, permite a sus colegas de páginas brillar y tener pasajes realmente vibrantes. Su relación de amor-rechazo con Lady Giuletta, la pugna entre los regentes Alonzo y Alexa, la presencia de Atilo (aquí venida a menos) y su prometida Lady Desdaio, así como la irrupción de Rosalyn... sobre la que no daré detalles para no desvelar nada.

Como decía anteriormente, Grimwood sigue explotando el magnífico decorado que le proporciona Venecia. La ciudad vive uno de sus mejores momentos históricos: poderosa por mar, dominaba los mares y ocupaba un lugar preponderante en el comercio mundial. Es una ciudad que combina a la perfección el lujo y la decadencia, el esplendor de sus fabulosos palacios con la podredumbre de sus callejones, el aroma de infinidad de mercancías con el hedor de sus canales. Pero su poder se ve amenazado por el Sacro Imperio Romano y el Imperio Bizantino y eso dará pie a conspiraciones, intrigas, pactos, medias verdades y complots. Si añadimos la presencia de la magia (no hay que olvidarse del Doctor Cuervo), brujas y hombres lobo (aquí llamados krieghund), la novela posee los ingredientes necesarios para funcionar.

Los diálogos siguen siendo buenos y ágiles, así como la acertadísima descripción del entorno veneciano, los ropajes o los medios de transporte. Ahí Jon Courtenay Grimwood lo borda y hace que el libro desprenda y te impregne de todos los olores y sensaciones que es capaz de transmitir la ciudad de Venecia. Creo que esa es la principal virtud del escritor: la capacidad de convertir la ciudad en un personaje más de la novela y aprovecharse de ella para desarrollar la trama entre palacios, peligrosos callejones, iglesias, islas, oscuros rincones secretos, tabernas de mala muerte, canales... siempre entre sombras.

En definitiva, una novela recomendable de la que sólo nos queda esperar su resolución final en "The Exiled Blade".

VALORACIÓN: 7'5/10