EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

jueves, 18 de julio de 2013

EL SALMÓN - Andrés Calamaro

TÍTULO: El Salmón
AUTOR: Andrés Calamaro
AÑO: 2000
ESTILO: Rock n'roll y otros muchos
SELLO: DRO East West






Corría el año 2000. Andrés Calamaro caminaba con paso firme en solitario tras disolver Los Rodríguez. Saboreaba el éxito que le habían reportado los discos "Alta Suciedad" (1997) y el aclamado "Honestidad Brutal" (1999), uno de los mejores discos de rock del momento que, en mi humilde opinión, lo sigue siendo (puedes leer la reseña aquí). Sus canciones eran pasto del pueblo, cantadas, tarareadas y conocidas hasta la saciedad gracias a las emisoras de radio y aprovechaba el tirón que le proporcionaba su fama como ex-Rodríguez.

Tal vez embriagado por esa popularidad, viendo la vida desde la cima y paladeando el dulce sabor del éxito, Calamaro entra o, más bien, permanece en una fase de explosión creativa sin límites. Una auténtica vorágine compositiva, una espiral musical que no parece querer detenerse y que exprime al máximo su talento... tan extrema será esa experiencia músico-vital que conducirá al músico argentino por tortuosos senderos poco recomendables y, cuanto menos, arriesgados incluso para su salud.

Andrés Calamaro desembarca en Madrid ese año 2000, decidido presentar un ambicioso y arriesgado proyecto: "El Salmón". ¿Por qué ambicioso y arriesgado? Bueno, principalmente porque se trata de un disco quíntuple que contiene 103 canciones... seleccionadas de entre las más de 400 que había grabado. Sí, más de 400, así que podéis haceros una idea de la envergadura del proyecto musical y de su complejidad.

Además, el disco contenía todo tipo de estilos. Aunque predomina el rock n'roll, uno puede encontrar tango, bolero, mambo, reggae, blues, pop, baladas, versiones de los Beatles, alguna de Eric Clapton y de Bob Marley e incluso canciones argentinas clásicas de Spinetta... casi nada. Por si todo eso fuera poco, además decide grabar las canciones en un portaestudio de 4 canales y llega a utilizar micrófonos caseros, por lo que la calidad y claridad acústica se resiente en algunos pasajes. Hay momentos en los que uno llega a imaginarse a Calamaro paseando por el piso, recién levantado de la cama, con el portaestudio colgando a su lado y cantando.

Calamaro apostó por dar rienda suelta a su creatividad sin filtro y, podría decirse, perdió el pulso porque "El Salmón" terminó convertido en una rareza, una especie de disco de culto, un experimento que fracasó comercialmente y que le llevó a una sequía creativa que se prolongó durante cuatro años y en la que se llegó a temer tanto por su salud como por el posible fin de su carrera musical. Todo aquel torrente creativo tuvo como centro neurálgico su estudio casero Deep Camboya, en Buenos Aires, rodeado de sus músicos más allegados: Ciro Fogliata, Guillermo Martín, Candy Caramelo, Gruingui Herrera, el Niño Bruno y Coti Sorokin.

Hay de todo, casi parece un disco inhumano tanto para los músicos como para los oyentes. Tan pronto piensas "Joder, qué pedazo de canción!", como es capaz de dejarte perplejo y pensar "En serio ha grabado esto?". Luego, con el tiempo y con varias escuchas, descubres canciones escondidas que se te pasaron por alto, algunas hermosas, otras graciosas y también material con un punto freak.

Para tratar de entender qué supone "El Salmón" os dejo algunos fragmentos de lo que escribió sobre el disco el propio Andrés Calamaro: "... además del método kamikaze de composición frenética, únicamente dedicados a encender el fuego sagrado de la inspiración y la locura... Las jornadas duraban lo inconfesable, y durante periodos importantes alcanzamos, así la pena máxima y la ultraviolencia... Empezamos en la clandestinidad grabando en aparatos preprofesionales, aquellos que cualquiera despreciaría para sus maquetas inclusive... La convivencia resultó en momentos musicales, y poéticos, notables, siempre en cuatro canales, en máquinas grabadoras de plástico que no resistían las horas continuas de uso y abuso... Es cierto que podríamos haber terminado en la cárcel o en el hospital... Me quedo con la compañía de mis más antiguos amigos que se atrevieron a llegar hasta el final del río, a ellos gracias".

10 años después de aquel exceso, en 2011, salió a la venta un disco titulado "Salmonalipsis Now". Se trata de un álbum doble (54 canciones) que recopila los mejores cortes de "El Salmón" y que, además, incorpora algunos temas inéditos... casi como una especie de homenaje conmemorativo de los diez años del mítico disco.

Y ya que se trata de un recopilatorio he pensado que, ya puestos, voy a seleccionar las mías (podréis escucharlas pinchando en sus títulos). Mi best of de "El Salmón" contendría estas 10 -por aquello del dorsal de Maradona- canciones:
- Lorena (mi favorita)
- 100% de nada
- Días distintos
- All U need is pop (con la colaboración de Bunbury)
- El Salmón (vídeo oficial)
- Chocolate
- Me cago en todo
- No te bancaste
- Un barco un poco
- No sé olvidar

¿Cuáles elegirías tú? cuelga tu lista en el apartado de comentarios!

VALORACIÓN: Esta vez no puedo ponerle una nota a un disco como "El Salmón". Es una obra tan colosal, irregular, caótica, brillante, atrevida, genial, sorprendente, bizarra... que podrían pegarle tantas etiquetas como canciones contiene, por lo que resulta difícil de clasificar y, por lo tanto, de cualificar. Lo dejo a gusto del consumidor. Salud!

3 comentarios:

  1. Muy bueno!

    Escojo estas:

    Tuyo siempre, el salmon (obvio), no se olvidar, chicas, expulsado del paraiso, me fui volando, y de ahi todas.

    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Gracias a ti por escribir y dejar tus canciones! La verdad es que se hace difícil elegir 10 de entre tantas.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. No woman no cry, Días distintos, OK Perdón, Valentina, Lámeme el orto, Chocolate, Horarios esclavos, El salmón, Crucificame y Lorena.

    ResponderEliminar