EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

viernes, 17 de noviembre de 2017

EXPECTATIVAS - BUNBURY

TÍTULO: Expectativas
AUTOR: Enrique Bunbury
AÑO: 2017
GÉNERO: Rock & Roll
SELLO: Warner







Cada nuevo disco de Enrique Bunbury genera, y nunca mejor dicho, expectativas. Mi relación con él viene de antiguo, desde la primera vez que escuché su voz cantando "Mar adentro"; corría el año 1988. Casi nada. Le he sido fiel desde entonces, incluso con el experimental y peculiar "Radical sonora" (1997) que suponía el punto de partida de su carrera en solitario, ya lejos del legendario grupo Héroes del Silencio. Desde su primer paso sin la mítica formación y hasta el lanzamiento de su último trabajo, "Expectativas" (2017), han transcurrido 20 años de intensa actividad musical que incluyen 9 discos de estudio.

Sin contar con el maravilloso "El libro de las mutaciones" (2015), un espectacular unplugged en la MTV - puedes leer la crítica aquí -, Bunbury venía del sólido "Palosanto" (2013) - también reseñado aquí -, así que el listón estaba bastante alto. "Expectativas" responde a lo que esperaba, si bien es un disco que, tal vez, demanda de una digestión más lenta y elaborada que anteriores trabajos que entraban con más facilidad y que enseguida conseguían ese efecto pegadizo. Quizá por ese motivo, hoy por hoy, no me parece uno de los mejores trabajos del aragonés errante, pero, quizá también, si dentro de cinco años reviso esta crítica, resulte que me parezca que "Expectativas" es un disco referencial. Fuego lento, sin duda, necesita varias escuchas y maduración.

Tal vez sea el tono, algo oscuro y pesimista (mejor dicho, realista); tal vez sea un cierto giro musical, más complejo, más rico, fuera de la zona de confort (a Bunbury siempre le gustó la reinvención y experimentar); tal vez sea la casi ausencia de temas que entren en vena sin que te des cuenta; tal vez sea que no suene a rock & roll puro... pero es innegable el curro de producción que hay detrás de "Expectativas", la vuelta de tuerca extra, la composición, los acordes, la presencia del saxo, la mezcla del rock clásico con la nueva era digital para transformarse en un rock contemporáneo y de vanguardia; Bunbury nunca ha parado quieto. Es un animal musical no domesticable. Y eso lo hace auténtico y único, para lo malo y para lo bueno.

Siempre he dicho que no existe el término medio con Enrique Bunbury; lo odias o lo amas. Su estilo y personalidad hacen de él un músico complejo, pero con los años, la madurez y la tranquilidad desde su asentamiento en USA, la crítica musical profesional ha sabido reconocer y valorar su carrera de forma casi unánime. A mí, más allá de que su estilo pueda considerarse demasiado afectado y su voz exagerada, me parece una persona honesta y muy coherente, con las ideas claras. Y eso, en los tiempos que corren, creo que es loable. Si algo me gusta de Bunbury es precisamente su personalidad y estilo, su carácter y presencia, sus letras y su voz. Con eso no quiero decir que todo lo que hace y compone sea magnífico, pero si echas la vista atrás... es indudable que estamos ante uno de los artistas más importantes del panorama musical nacional.

Así, con esa sinceridad y transparencia exhibida a lo largo de su carrera, "Expectativas" supone una visión algo turbia de la situación actual - política y social -, dibujando un panorama negro que contrasta con el mensaje esperanzador que encerraba "Palosanto", pero que tiene todo el sentido del mundo viendo el horizonte que dibuja el futuro más próximo. Bunbury muestra cierta decepción, lógica y compartida por muchos, musicando una realidad bastante inquietante y de tonos grises. Está cabreado y no lo disimula (para qué?!), algunas veces el mosqueo lo leemos entre líneas y otras veces se hace más palpable, como un balazo entre las cejas, dejando muy claro que no le gusta lo que ve, ni lo que se intuye el día de mañana. Si era evidente que Bunbury no confiaba en "lo viejo", ahora trasluce que ha dejado de confiar en "lo nuevo" y que se han ido cayendo las capas de la cebolla para mostrar que el aroma a engaño y manipulación sigue siendo el mismo de siempre.

"Expectativas" es un disco sofisticado, menos accesible que anteriores trabajos de Enrique Bunbury, pero no por ello desdeñable; de hecho, creo que aquí el músico aragonés ha metido más horas y esfuerzos musicales e intelectuales. De nuevo es una producción sólida, coherente, en línea con la ética musical de Bunbury, elaborado y que merece ser escuchado con delicadeza, tanto en la faceta sonora como en el contenido de sus letras.

Os dejo con el videoclip oficial de "Parecemos tontos":


VALORACIÓN: 7'5/10