EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

miércoles, 26 de abril de 2017

THE BOOK OF SOULS - IRON MAIDEN

TÍTULO: The Book of Souls
AUTOR: Iron Maiden
AÑO: 2015
ESTILO: Heavy Metal
SELLO: Parlophone







He tardado en dedicar a una entrada a un grupo tan mítico como Iron Maiden, quizá por no saber qué disco elegir, quizá por prudencia al temer no estar a la altura o, simplemente, por respeto. Estamos hablando de una banda legendaria, de referencia, auténticas estrellas que han influido en cantidad de grupos y que ocupan un lugar preferente en el universo del heavy metal. De hecho, yo no concibo el metal sin Iron Maiden.

Los Irons lanzaron su primer álbum en 1980, ahí es nada, e imagino que algun@s de los que me leéis no habíais ni nacido (eso me hace sentir irremediablemente veterano). Y aquí siguen, no sólo publicando discos, también girando mundialmente. Varios de sus temas son himnos que forman parte de una discografía que trasciende más allá del tiempo y de las edades de sus seguidores, con canciones que agrandan la leyenda de Iron Maiden: "The number of the Beast", "The Trooper", "Hallowed be thy name", "Dance of the Death", "Fear of the Dark", "Run to the hills", "Revelations", "Powerslave", "Aces high", "Blood brothers", "The Talisman" y así un largo etcétera en el que cada un@ de vosotr@s añadiría más títulos.

Finalmente, imagino que por ser su último álbum de estudio hasta la fecha, me he decantado por "The Book of Souls", publicado en septiembre de 2015. Probablemente esté entre los trabajos más criticados de Iron Maiden, bueno, seguro que el anterior ("The Final Frontier") aún recibió más hostiejas, y supongo que ese es uno de los motivos por los que lo he elegido, consideraba que valía la pena romper una lanza a su favor. No en vano era un disco muy esperado porque, para muchos, los británicos no habían grabado un trabajo destacable desde "Brave New World" (2000) y achacaban a la banda que un cierto acomodo y que sacar nuevo disco fuera una excusa perfecta para girar y vender más camisetas.

Entiendo a los fans más acérrimos de Iron Maiden, de veras, he vivido procesos similares con otros grupos que, irremediablemente, cumplen años... es uno de esos caprichos que tiene la Naturaleza; nos hacemos mayores. Ojalá la energía, la fuerza, la plenitud, el descaro, el hambre y las ganas de comerte el mundo fueran permanentes, pero todos vamos sumando años y el tiempo va aplacando los ánimos, conteniendo las furias y cambiamos el enfoque con el que observamos la vida. Entonces conviene no olvidar que la base de que los Maiden está ya rondando los 60 y alcanzando los 64 años. Añadamos que son casi cuatro décadas de andadura para 16 discos de estudio e innumerables giras y conciertos. ¿Lo tenemos? toda esa ecuación hace que presuponer que Iron Maiden volverá a sonar como en "Killers" o en "Seventh son of a seventh son" resulte imposible e improbable. Nadie es como como era en 1983, de hecho nadie es como era en 1997 o incluso en 2010. Las cosas cambian, pero Iron Maiden continúa siendo un pedazo de banda de heavy metal que, como muchas otras, ha ido evolucionando conforme transcurrían los años.

Realizada esa reflexión personal sobre la maduración y aumento de sabiduría que sufrimos todos, vayamos a por el disco.

"The Book of Souls" tiene tres particularidades: 1. Es el primer disco doble de estudio de la banda, 2. Rompen cinco años de silencio, que supone el período más largo sin publicar disco y 3. Contiene la canción más larga de la historia de la formación, "Empire of the Clouds" (18 minutos). No está mal, parece una declaración de intenciones y pone de manifiesto que no se conformaban con grabar cualquier cosa, sino que pretendían regresar con algo especial... ¿lo han conseguido?

Especial es, desde luego, porque es un trabajo de composiciones bastante largas (más de una supera los 10 minutos sin problema) y densas, de metal pesado y de evidente deriva progresiva, pero eso tampoco es algo del todo nuevo en el grupo desde que vio la luz el siglo XXI. Sí, claro, sigue presente algún tema directo y sencillo, muy Maiden, de esos más vertiginosos, pero "The Book of Souls" es un disco de marcado carácter progresivo. Yo tengo la sensación de que ellos mismos han querido explorar sus límites e ir un paso más allá, al fin y al cabo, Iron Maiden tiene poco que demostrar y no han de rendir cuentas ante nadie, así que... ¿por qué no retarse ellos mismos?

Cierto, el disco puede parecerte un peñazo. Sabes que no defrauda porque suena a los Irons y saben lo que hacen, es decir, arriesgan poco y tiran de todos sus trucos, pero que aporta poco y sigue rayando el nivel de los últimos trabajos de la banda. O puede parecerte un disco excelente de elaboradas composiciones, en el que Bruce Dickinson brilla, las tres guitarras enseñan lo bien que saben bailar juntas, Seteve Harris aporta toda su energía y Nicko juega cada una de sus bazas de maestro de baquetas. Creo que es uno de esos discos para el que no hay término medio.

A mí me gusta. Admito que ha requerido de varias escuchas para terminar encontrando su magia, pero me gusta bastante, es más... igual es que me hago mayor, pero me encantan los discos que crecen con cada nueva escucha, en los que descubres matices distintos, que alcanzan nuevas sensaciones. Escuchado con detenimiento me encantan algunos momentazos de Dickinson, la camaradería eléctrica de Murray, Smith y Gers, la atmósfera global y épica de algunas canciones o pasajes, imaginarme a Harris en su pose habitual tocando el bajo con toda el alma y a McBrain rodeado de esa cantidad ingente de bombos y platillos. Ojo, con eso no estoy diciendo que sea un disco para estar entre lo más granado de los Irons, pero tampoco me parece un trabajo que deba ser denostado. ¿Riesgos? han asumido varios, desde la duración de las canciones, la complejidad de las mismas u optar por mantener la apuesta por un metal más progresivo, alejado de la esencia original del grupo, pero continuista con sus últimos trabajos. Esos cambios pueden suponer un contratiempo importante para los más puristas, pero, si uno logra desprenderse de los prejuicios, para mí es un trabajo elaboradamente disfrutable.

Puede que las canciones actuales no soporten una comparación con los clásicos de Iron Maiden, pero eso es algo que sucede en todas las formaciones musicales de cualquier estilo. Aún así, para mi gusto, sí hay cortes que pasan a formar parte de la leyenda de la banda británica: "Tears of a clown" o la homónima "The Book of Souls", además del pedazo de trabajo musical y compositivo, casi un desafío, que supone la titánica "Empire of the Clouds". Os dejo con "If Eternity should fail", que abre el disco como un buen cañonazo:


No voy a analizar una por una las canciones de "The Book of Souls", hay mil críticas por internet que realizan ese encomiable trabajo de disección pormenorizado, yo he preferido realizar una reseña más global, sobre el conjunto del disco.

Finalmente, valorar la portada, que también es algo característico de los Maiden porque el entrañable Eddie forma parte del imaginario heavy. No es una portada muy elaborada, cierto, pero a mí me gusta ese fondo absolutamente negro y esa especie de mueca sonriente de un Eddie chamánico dando la bienvenida al libro de las almas... UP THE IRONS!!!

VALORACIÓN: 8/10