EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

miércoles, 12 de junio de 2013

LA SAGA DE GERALT DE RIVIA I - Andrzej Sapkowski

TÍTULO: La saga de Geralt de Rivia
LIBROS: I. El último deseo
            II. La espada del destino
AUTOR: Andrzej Sapkowski
EDITORIAL: Alamut Ediciones
AÑO: 2008
GÉNERO: Fantasía Épica

"La vida de un brujo cazador de monstruos no es fácil. Tan pronto puede uno tener que meterse hasta el cuello en un estercolero para eliminar a la bestia carroñera que amenaza la ciudad, intentando no atrapar una infección incurable, como se puede encontrar unido a la cacería de uno de los últimos dragones, en la que la cuestión no es si los cazadores conseguirán matar a la pobre bestia, sino qué pasará cuando tengan que repartirse el botín".

Los dos primeros libros de Andrzej Sapkowski son una especie de introducción al universo de Geralt de Rivia. Algo parecido a una magna antología de relatos breves que servirá de preludio a la saga propiamente dicha, que dará comienzo con el tercer libro: "La sangre de los elfos".

En "El último deseo" nos encontraremos con Geralt de Rivia descansando en el templo de Nenneke,  sacerdotisa de Melitele, reponiéndose de sus últimas heridas. Allí, el brujo irá teniendo recuerdos que nos serán narrados en forma de pequeños relatos correspondientes a las vivencias más recientes y que marcarán su posterior destino. Además, esos recuerdos servirán para conocer tanto el mundo en el que se desarrollará la acción, como para entrar en contacto con personajes que nos acompañarán durante toda la saga, como el trovador Jaskier o la sugerente hechicera Yennefer de Vengerberg.

El primer libro supone la presentación del emblemático Geralt de Rivia. Brujo casi sobrehumano debido a la educación, duro adiestramiento y mutación recibida en Kaer Morhen, que se gana la vida cazando monstruos. Su larga cabellera blanca, su aspecto felino, sus espadas y el medallón con la forma de cabeza de lobo lo identifican claramente como brujo, uno de los últimos de su especie. Y es precisamente eso, el hecho de que sea uno de los últimos, lo que lo convierte a Geralt en un personaje anacrónico en un mundo que está cambiando y en el que no termina de encontrarse a gusto, arrastrando consigo una melancolía que, al mismo tiempo, le permite enfocar el presente con cinismo e ironía, estando de vuelta de muchas cosas.

"La espada del destino", segundo libro de la saga, sigue dibujando la orografía del mundo por el que cabalga el brujo a lomos de Sardinilla para que tengamos una imagen bastante clara tanto del paisaje como de sus habitantes (monstruos incluidos, como las magníficas las dríadas de Brokilon), además de seguir ahondando más en la personalidad, código ético y carácter solitario de Geralt de Rivia. No es que sea una continuación al estilo, más bien sigue siendo una sucesión de historias y experiencias sin mayor hilo conductor que conocer mejor el mundo en el que tendrá lugar la saga posterior. De todos modos, sí es cierto que en este libro Sapkowski va tejiendo la trama, cogiendo retales del primero y sentando las bases de lo que nos encontraremos a partir del tercer libro.

Al igual que en el primero, la presencia del folklore y la mitología de la Europa Central y del Este es constante y constituye uno de los puntos fuertes, junto con el magnífico uso de la lengua (brillante cómo Sapkowski cambia de lenguaje en función del interlocutor), la capacidad de oratoria de algunos personajes, la riqueza de matices a la hora de perfilar a los personajes y el posicionamiento ético de los mismos. Los relatos del segundo libros son más extensos y, por consiguiente, más profundos y absorbentes (el relato del dragón dorado es exquisito!!), por lo que ganan en complejidad y permiten al escritor polaco desarrollar personajes secundarios de lujo. Además de dar mayor protagonismo y calado a Jaskier y Yennefer, conoceremos a otros no menos brillantes compañeros y habitantes del universo de Geralt, entre ellos la valiosa Ciri.

"La espada del destino" supone un paso adelante, algo más que unos relatos cortos con tintes mitológicos en el que Geralt de Rivia era un personaje misterioso y mítico conocido en todos los rincones y aldeas. Los personajes ya caminan solos, han soltado la mano de su autor porque éste les ha dotado ya de vida, inteligencia, apariencia... y a medida que ellos crecen, lo hace la historia, encumbrando a Andrzej Sapkowski como una de las plumas más interesantes de la actualidad.

Finalmente, quiero destacar que, aún siendo una aventura fantástica y repleta de seres y criaturas de fantasía, Sapkowski consiga dotar a sus personajes y sus diálogos de un realismo creíble e incluso, en algunos casos, trasladable al mundo real debido al debate moral que platean.

VALORACIÓN: 8'5/10

Ir a la reseña de los libros III y IV: La sangre de los Elfos y Tiempo de Odio
Ir a la reseña de los libros V y VI: Bautismo de Fuego y La Torre de la Golondrina
Ir a la reseña de los libros VII y VIII: La Dama del Lago 1 y 2

4 comentarios:

  1. Soy muy fan de los juegos, así que me empezaré los libros. Muy buen análisis. Ya me pasaré cuando los lea y os comento:)

    ResponderEliminar
  2. Hola David, bienvenido al blog y gracias no sólo por pasarte, sino por contribuir a hacerlo un poco mejor.
    Te recomiendo mucho la lectura, ya me dirás qué tal, pero puedo asegurarte que Sapkowski no te dejará indiferente.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo en tu observación sobre los problemas éticos y morales que se pueden trasladar al mundo real. Siempre pensé que, aunque me encanta el humor de los dos primeros libros, la mayor contribución que hace Sapkowski es la de conseguir la inmersión del lector al poder plantearse dilemas parecidos a los de nuestro querido brujo pero extrapolados a la realidad cotidiana.

    Buena reseña Dimitri. Seguiré curioseando por aquí ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola Demi,

    Ante todo, gracias por pasarte y, además, participar, se agradece compartir opiniones.

    Esa contribución que mencionas está muy conseguida, creo que puedes ponerte en la piel de Geralt y compartir (o no) sus reflexiones y plantearte tú mismo qué harías en su lugar.

    Otra gran contribución de Sapkowski, además de la presencia del humor negro, es su innegable calidad literaria... el tío escribe de maravilla y me encanta el uso que hace del lenguaje.

    Saludos y, lo dicho, gracias!

    ResponderEliminar