EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

lunes, 9 de diciembre de 2013

BATMAN ALL STAR - FRANK MILLER & JIM LEE


TÍTULO: Batman All Star
AUTOR: Frank Miller & Jim Lee
EDITORIAL: DC Comics
AÑO: 2012
GÉNERO: Cómic






El nombre de Frank Miller está íntimamente asociado a Batman. Es cierto que Miller ha sido autor de otros grandes cómics como "300", "Ronin", "Give me Liberty", la saga de Sin City y algunas grandes historias de Daredevil o Elektra, entre otras muchas publicaciones, pero para mí es sinónimo de Batman por su colosal "El regreso del Señor de la Noche" (puedes leer la reseña pinchando en el título).

Algo similar ocurre con Jim Lee. El coreano ha trabajado en más de una ocasión con el personaje Batman y debo reconocer que es uno de mis dibujantes favoritos porque la estampa y presencia del hombre murciélago en sus manos es imponente, tan imponente como intimidadora.

Con esos antecedentes, el "Batman All Star" parecía estar llamado a ser una de aquellas obras que pasara a la posteridad y sólo esperas que el guión esté a la altura de un personaje tan icónico, pero lo cierto es que en el caso de Frank Miller podría aplicarse aquel tópico de cualquier tiempo pasado fue mejor. Ojo, con eso no quiero decir que estemos ante un cómic infumable de aquellos que te hacen arrepentirte de haber desembolsado unos cuantos euros, así que vayamos al análisis.

Qué nos cuentan Miller y Lee? pues, básicamente, revisitamos la historia de cómo Batman recluta a Dick Grayson (o mejor dicho, secuestra) para educarlo como su pupilo y convertirlo en Robin. Ese hecho, el secuestro, pondrá en alerta a la Liga de la Justicia... pero no será el único cameo de nivel porque por las páginas y viñetas del "Batman All Star" pasearán personajes tan relevantes como Joker, Catwoman, Canario Negro o Vicky Vale, además del carismático capitán James Gordon. Ah, no os perdáis al bueno de Alfred, digamos que el mayordomo se desmelena (todo lo que su calvicie le permite, claro).

En resumen: Batman decide investigar quién anda detrás del asesinato de los Grayson y, a su vez, se hace cargo, a su manera, del chaval.

Problema? tiene uno muy gordo y es que la historia queda inconclusa y, por ese motivo, alguno de los citados cameos aportan poco o nada a la trama y el lector tiene la sensación de que algunos hilos argumentales secundarios pintan más bien poco aquí porque Miller no ha sabido (o no ha querido) sacar todo el jugo posible a un elenco de secundarios potentes. El resultado es un guión irregular y confuso que sólo parece encontrar solidez y luminosidad en las incursiones nocturnas de un Batman desatado y muy, muy contundente. Otro punto a favor es la inquietante presencia del Joker, un personaje que siempre aporta su dosis de excelencia demencial.

Eso sí, sólo por ver de lo que es capaz Jim Lee ha valido la pena rascarme el bolsillo. Qué maravilla! Sus viñetas llenan los vacíos, disimulan las carencias de guión y son un oscuro espectáculo en las escenas de acción: adrenalina pura! Hay un desplegable colosal de varias páginas de la batcueva que es para quitarse el sombrero. Tampoco quisiera pasar por el alto la calidad de un trabajo de entintado y color que encumbra aún más las viñetas de Lee.

Entonces qué: sí o no? pues a mi me parece un cómic recomendable para los fans de Batman y, aún con más motivos, para los seguidores de Jim Lee. Además, si los métodos del murciélago de Gotham City y su sentido de la justicia siempre han sido cuestionables, en esta historia Frank Miller ha dado rienda suelta al lado más violento, salvaje y crudo de un Batman próximo a la locura y embebido de su soberbia. Es un Batman que acojona, hablando en plata, y que ha olvidado (si es que alguna vez supo lo que era) cualquier tipo de clemencia. Es interesante, además, porque una sombra planea sobre Dick Grayson y su proceso de transformación en Robin, poniendo sobre la mesa un debate que tendrán varios personajes y el propio lector: le ha salvado la vida o va camino de hundirla?

Y, cómo no, Miller también tiene su lado irreverente por lo que en el cómic está bastante presente el humor negro y algún que otro chascarrillo... el tratamiento que hace de Green Lantern no tiene desperdicio. Y es que este Batman, más próximo al Señor de la Noche, es un macarra peligroso y con muy malas pulgas. Así que si te gusta Jim Lee (y aquí está espléndido!), le tienes cariño al Miller que fue y que sigue siendo fiel as sus filias y fobias, y te gusta la versión más oscura y violenta del alter ego de Bruce Wayne, éste es tu cómic.

VALORACIÓN: 7'5/10

11 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Se disfruta por la calidad gráfica y por algunos momentazos de guión muy buenos de Miller, además de poder ver a un Batman completamente borracho de violencia y acción, disfrutando de cada golpe... en serio, acojona, ja, ja!

      Saludos Iñigo!

      Eliminar
    2. Comprado en mi tienda habitual de comics. Espero disfrutarlo pronto.

      Eliminar
    3. Olé, genial Iñigo!
      Espero tu comentario cuando lo leas, pero también la reseña en tu blog, eh?
      Salud!

      Eliminar
    4. Mis conocientos del mundo DC no son extensos, pero algo haré...

      Eliminar
    5. Seguro, ja, ja, y avísame que me pasaré a leerte!

      Eliminar
    6. Por cierto, le estaba dando vueltas al ilustrador Jim Lee y ya he caído. Revisando mi biblioteca he encontrado el tomo Batman: Silencio, que casualmente también ilustró él mismo. Espectacular visualmente. Así que me da que he acertado en seguir tu consejo.

      Eliminar
    7. Bingo, ja, ja, es el mismo ilustrador de "Batman: Silencio" y a mi me gusta mucho cómo dibuja al murciélago de Gotham.

      Eliminar
    8. Reseña publicada... A ver que te parece. ;-)

      Eliminar
    9. Hombre, ahora mismo me paso Iñigo!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar