EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

jueves, 11 de abril de 2013

TRILOGÍA LAS CRÓNICAS DE SIALA - Alexey Pehov

TÍTULO: Las Crónicas de Siala
LIBROS: I. El Ladrón de Sombras
            II. El Rastreador de Sombras
            III. Tempestad de Sombras
AUTOR: Alexey Pehov
EDITORIAL: Minotauro
AÑO: 2009, 2010 y 2012
GÉNERO: Fantasía Épica

"Tras siglos de calma, el Sin Nombre se está poniendo de nuevo en movimiento y está reuniendo a un ejército: miles de gigantes, orgros y otras criaturas están aunando sus fuerzas desde todos los rincones de las Tierras Desoladas, unidos, por primera vez en la historia, bajo un único y oscuro estandarte. Hacia la Primavera o quizá incluso antes, el Sin Nombre y sus fuerzas estarán ante las puertas de la gran ciudad de Avendoom. Sólo Harold, legendario ladrón de Siala, puede hallar un modo de detenerlos. Para ello contará con la ayuda de una princesa elfa, Miralissa, su escolta élfica y una decena de Corazones Salvajes, los guerreros más experimentados y peligrosos del mundo... y también con el bufón del Rey. Su misión, encontrar un artefacto mágico que devolverá la paz al Reino de Siala".

"Las Crónicas de Siala" supone el debut del escritor ruso Alexey Pehov y la verdad es que es un muy buen inicio.Sus libros se convirtieron en auténtico fenómeno de ventas en Rusia, aunando y combinando perfectamente los elementos característicos y habituales de la fantasía épica con toques folclóricos tradicionales de su país.

La trilogía destaca por ser amena y entretenida, con multitud de personajes carismáticos a los que uno termina cogiendo cariño y en la que pasan infinidad de cosas, de manera que aburrirse resulta muy difícil y, en cambio, resulta muy sencillo engancharse a ella para ir conociendo el desenlace de los acontecimientos y la suerte que correrán los protagonistas.

De entre todos ellos destaca Harold el Sombra, un ladrón reputado y prototipo de antihéroe que, en contra de su voluntad, terminará sirviendo en una misión oficial (y legal) y convertido en el héroe que deberá descender a la siniestra Hrad Spein en busca del objeto mágico capaz de detener al Sin Nombre y su tenebroso ejército, además de lidiar con el misterioso Amo, empeñado en terminar con su vida. Harold conduce la historia y es de agradecer, ya que si algo tiene el ladrón es sentido del humor, sarcasmo  y simpatía, además de agallas. Formará un curioso tandem con Kli-Kli, el bufón real, personaje histriónico y elemento desesperante al que tan pronto le ríen las chanzas como arden en deseos de patearle el trasero y dejarlo atado en el primer árbol.

Junto a ellos cabalgan los siempre majestuosos y altivos elfos, comandados por la princesa Miralissa, y una compañía de guerreros aguerridos y temibles, curtidos en mil batallas, los Corazones Salvajes, que se encargarán de cubrir las espaldas al bueno de Harold.

Perseguidos por las fuerzas del Amo (ojito con la hechicera Lafresa), abandonarán la ciudad de Avendoom para internarse en el bosque de Zagraba y localizar la entrada a Hrad Spein, una especie de lugar sagrado y maldito en el que hay enterrados elfos, ogros y hombres en el que es mejor no entrar porque lo más probable es que no logres salir jamás... allí Harold deberá encontrar el "Cuerno del Arcoiris" y regresar con él para detener el poderoso avance del Sin Nombre.

El primer libro, centrado en Harold y en su reclutamiento obligatorio para cumplir con el "encargo", baja enteros cuando los protagonistas salen por la puerta de Avendoom, pero planta las semillas que el lector irá recogiendo posteriormente. En el segundo libro la trama va ganando en matices y complejidad, aunque se sigue echando en falta que Pehov dedique algo más de tiempo al desarrollo de los personajes (sobre todo los Corazones Salvajes), y conoceremos un poco más porqué se empeñan en llamar a Harold el "Bailarín de Sombras" y su extraña relación con un mundo paralelo. El tercer y último libro, a mi parecer el mejor, es el más trepidante, se nota que el autor ha adquirido ya una madurez que le permite dotar los diálogos de mayor fluidez y dar a los personajes el peso que reclamaban. El ritmo es ascendente, al igual que las emociones, con algún giro argumental inesperado, y con un final épico: concluye la saga con una batalla colosal, excelentemente narrada y que logra transmitir el caos, el pánico y la confusión que reinarían en un escenario así.

Ah, si algo no os cuadra o parece no concordar mucho... no os preocupéis, en el tercer libro se resuelven muchos de los misterios que se platean a lo largo de la trilogía y Pehov lo hace de un modo coherente y natural.

En resumen, una saga que no marcará un antes y un después, pero que os hará pasar un muy buen rato.

VALORACIÓN: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario