EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

martes, 26 de noviembre de 2013

EL ESCORPIÓN - DESBERG & MARINI

TÍTULO: El Escorpión
AUTOR: Stephen Desberg & Enrico Marini
EDITORIAL: Norma Editorial
AÑO: 2001-2013
GÉNERO: Cómic

"El Escorpión: una serie de capa y espada que transcurre en el siglo XVIII y en la que el protagonista, un buscador de reliquias de santos, se sumerge en una fascinante aventura en la ciudad de Roma. Una trepidante serie de aventuras repleta de espadachines, intrigas papales y reliquias".

Ayer terminé el último número que tenía por casa de la serie "El Escorpión", un cómic guionizado por Stephen Desberg y brillantemente ilustrado por Enrico Marini. Después de años de abandono, decidí volver a leerla del tirón y refrescar las aventuras de Armando Catalano, más conocido en Roma como El Escorpión.

La colección, si no voy errado, apareció en España en 2001, es decir, hace más de una década, y los álbumes han ido llegando poco a poco, de hecho, este 2013 se ha publicado el número 10; "El Escorpión: En el nombre del Hijo" (pendiente de adquisición).

La historia huele a aventuras clásicas, de aquellas de toda la vida que habíamos visto en las películas cuando éramos algo más pequeños o las que veían nuestros padres y que protagonizaba Errol Flynn, con regusto a "Los tres mosqueteros" de Alexandre Dumas y un toque del escurridizo "El Zorro" de McCulley, amén de la siempre inquietante presencia de la Iglesia y sus intrigas, secretos y misterios. Y es que el tema eclesiástico da mucho de sí y más cuando el Papa es víctima de un complot y muere asesinado, no?

El guión de Stephen Desberg arranca con fuerza, tanta que durante las primeras entregas de la serie la historia del Escorpión engancha como una garrapata porque sabe combinar perfectamente la aventura pura y dura con un contexto histórico de un siglo XVIII convulso, la sombra del Vaticano y la lucha entre familias poderosas. Es un personaje que, aunque manido y conocido de sobras, posee talento, carisma, simpatía, seducción y una habilidad especial para encontrar reliquias perdidas de santos... y es que hay dos cosas que pierden al Escorpión: las mujeres hermosas y las antigüedades.

Cabe destacar, también, el trabajo impecable de Enrico Marini; sus ilustraciones son una delicia y encajan perfectamente con el espíritu aventurero que destila el guión ideado por Desberg. Y es que todos los trabajos de Marini que he tenido oportunidad de disfrutar hasta la fecha me han encantado. Si no conocéis al dibujante, os hago un par de recomendaciones: no dudéis en echar un vistazo a la vampírica serie "Rapaces" (consta de 4 números, todos publicados) o a la actual "Las Águilas de Roma" (de la que acaban de publicar el tercer álbum). Cierto es que el público masculino disfrutará un poco más de los dibujos porque el desnudo femenino está presente en varias páginas de la serie y es que ya he dicho anteriormente que El Escorpión siente especial devoción por las mujeres y siempre anda envuelto en líos de faldas.

Otro valor añadido a la historia de Desberg son los personajes que acompañan a El Escorpión y es que Armando Catalano no es el único gancho de la historia porque sin la presencia de su inseparable compañero de fatigas Húsar, la sugerente y peligrosa Mejai, el poderoso Cardenal Cosimo Trebaldi o el misterioso capitán de los infames monjes soldado Rochnan, la historia andaría cojeando. Ellos, amigos y enemigos del Escorpión, son los que dotan de vida a una trama que se irá desvelando poco a poco, con nuevos e interesantes secundarios, que irá ganando en profundidad y en la que mucho tendrá que ver el pasado del Escorpión y las siniestras entrañas de la Iglesia.

Quizá, sólo quizá, tenga una pega: la trama parece estar alargándose más de lo debido porque, un final que parecía cercano, sigue sin terminar de aclararse y el lector tiene la sensación de que todas las piezas ya están dispuestas sobre el tablero y que a Desberg y Marini sólo les queda concluir con brillantez la saga de "El Escorpión". Quizá este número 10 resuelva de una vez el conflicto que enfrenta a Armando Catalano con el Cardenal Trebaldi y la Iglesia.

Un aviso: si lees "El Escorpión" corres el riesgo de sufrir su picadura y que su veneno termine por engancharte.

VALORACIÓN: 8/10

10 comentarios:

  1. Tengui, tengui... y además resulta entretenido y el dibujo es bueno. Me tengo que hacer con el último número que acaba de salir al mercado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con el dibujo de Marini disfruto. El guión me gustó mucho, pero creo que están alargando la historia más de lo debido.

      Has leído algo más de Marini? la nueva serie "Las Águilas de Roma", a ti que te va la Historia, creo que te gustaría.

      Saludos Iñigo!

      Eliminar
    2. Pues no he leído más cosas, precisamente por lo que comentas de los guiones. Realmente mantengo la colección del Escorpión, por no dejarla a medias, pero como a tí, se me está haciendo larga.

      Eliminar
    3. Rapaces es una serie conclusa, de 4 números, quizá hasta esté recopilada... lo desconozco. También dibuja las andanzas de Gipsy, un camionero bastante rudo metido en líos, pero le perdí la pista hace tiempo. Y sé que han publicado recientemente el tercer número de "Las Águilas de Roma"; aquí Marini escribe e ilustra una historia donde los pueblos germanos tienen bastante presencia, amén de las típicas familias poderosas de la urbe, campañas de las legiones y escarceos amorosos.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Empecé con la serie y si no la he continuado sólo es porque se trata de una colección larga y el aluvión de novedades no me ha permitido ponerme al día. Pero es una apuesta segura por el entretenimiento de aventuras, claro que sí.

    A mí me encanta Marini también; su dibujo en Las Águilas de Roma es la leche, aunque el guión sea más regular. Por cierto, creo que además de Rapaces aquí también se publicó Olivier Varese (o algo parecido). ¿Podéis contarme más sobre esta obra? Me llama la atención...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jolan, me alegro de volver a leerte!

      Lo cierto es que El Escorpión es muy entretenido, pero creo que lo están alargando mucho. 10 números hasta la fecha, de buena calidad y dibujados sólo como Marini sabe, es diversión garantizada, pero espero que la historia concluya pronto!

      Siento no poder ayudarte con Varese, sólo sé que son aventuras de un periodista bastante torpe y, cómo no, con un talento innato para seducir a las mujeres.

      Además de Rapaces, Varese y Las Águilas de Roma, también ha dibujado Gipsy, un rudo camionero, de ambientación futurista.

      Eliminar
  4. Saludos y felicidades por el blog!

    Estupenda reseña de una de esas series que hace ya largo tiempo sigo y que me tiene enganchado. Veo que todos coincidimos en que Desberg está estirando en exceso algunos de los puntos cardinales de la intriga y motor de acción de la serie. No obstante, en esta última entrega, "En el nombre del hijo", y supongo que siendo consciente de ello, se despejan de una vez por todas elementos de la trama que ya eran un "secreto a voces" para cualquier lector medianamente atento y agudo. De esta forma Desberg refresca la serie y la reorienta hacia otros puntos de interés, más allá de conocer los orígenes de "El escorpión", y que apuntan a ver cómo el personaje resolverá su "nueva" situación. Todo apunta a que esta magnífica y entretenidísima aventura de capa y espada, cargada de intriga, se encuentra cerca de su final y no voy a ser yo quién se pierda los últimos coletazos de este correoso Escorpión.

    Saludos desde dentro del laberinto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jareth, por tu magnífico comentario, por pasarte y por la felicitación!

      "En el nombre del hijo" está muy bien, sigue sumando la calidad gráfica de Marini con el guión de capa y espada de Desberg, pero, aunque todo parece indicar que el final está más que cerca después de los secretos revelados en el último número (algunos evidentes), sigo pensando que 10 hubiera sido una bonita cifra para ponerle el broche de oro a una magnífica serie de aventuras.

      Salud Jareth!

      Eliminar