EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

jueves, 4 de julio de 2013

TRILOGÍA LA PRIMERA LEY - Joe Abercrombie

TÍTULO: La Primera Ley
LIBROS: I. La voz de las Espadas
            II. Antes de que los cuelguen
            III. El último argumento de los Reyes
AUTOR: Joe Abercrombie
EDITORIAL: Alianza Editorial. Colección Runas
AÑO: 2007, 2008 y 2009
GÉNERO: Fantasía Épica

"El inquisidor Glokta, convertido en un cínico tullido tras su paso por las cárceles de los enemigos de la Unión, es ahora, a su vez, un eficaz torturador capaz de extraer cualquier información de un criminal o de quién decidan sus superiores...
El capitán Jezal dan Luthar no ha hecho en su vida nada más peligroso que desplumar a sus amigos jugando a las cartas y soñar con la gloria de vencer en el certamen de esgrima. Pero se está fraguando una guerra y en los campos de batalla del Norte la lucha se rige por normas mucho más sangrientas...
Logen Nuevededos, infame bárbaro de pasado sangriento, acaba de perder a sus amigos y está decidido a abandonar sus tierra y dirigirse al Sur, pero los espíritus le advierten que le busca un Mago de los Viejos Tiempos...".

Estos días estoy enfrascado en la lectura de "Los Héroes", la última novela de Joe Abercrombie que sigue ahondando y contando historias de su universo de fantasía épica, el Círculo del Mundo. Debo decir que hay algo en Abercrombie que me encanta y es su capacidad para generar personajes de dudoso pelaje, reputación y con los que no quisieras encontrarte en una calle oscura, pero con los que, al mismo tiempo, acabas por conectar, procurando entender su manera de proceder, terminas por encariñarte y ya eres su amigo del alma.

Eso y su estilo, crudo, directo, visceral, violento, sin tapujos ni censuras que convierten cada detalle, cada situación, cada batalla, cada diálogo o cada pelea en un momento tan real y vívido que termina por salpicarte. Así que estamos ante una literatura que arrojará párrafos no aptos para todos los públicos ni recomendable para estómagos con flojera, pero que, más allá del rojo sangre, es capaz de regalar fragmentos únicos, de indudable calidad narrativa y de una fuerza arrolladora que te empujará a devorar página tras página.

Y como en "Los Héroes" me he vuelto a encontrar con personajes de "La Primera Ley", pues he pensado en dedicarle la entrada de hoy a su trilogía.

"La voz de las Espadas", "Antes de que los cuelguen" y "El último argumento de los Reyes" son los tres libros que forman "La Primera Ley" y suponen el debut literario de Joe Abercrombie. Hay que reconocerle al británico que ha sido valiente porque tiene mérito debutar en un género tan manido como repleto de tópicos, tan mágico y maravilloso como poblado de escasa calidad, tan sumamente influenciado por Tolkien y tan complejo por el nivel de exigencia al que le someterán sus lectores.

Mi primera valoración es que el debut es todo un éxito, por lo menos yo he disfrutado como un enano con esta trilogía. No en vano, Abercrombie forma parte de esa nueva hornada de autores que han ido apareciendo al abrigo de George R.R. Martin y que han dado un soplo de aire fresco al mundo de la fantasía épica, elevando su nivel para permitir el regreso del género al primer plano, explorando nuevos escenarios, aplicando esquemas narrativos diferentes, ampliando las miras y aspiraciones, y aprovechando contextos históricos reales dotados de esa aura mágica. Brandon Sanderson, Andrzej Sapkowski, Steven Erikson o Patrick Rothfuss, entre otros, representan esa savia nueva. Diagnóstico: salud de hierro!

Qué destaca de Abercrombie? más que la historia en sí, que también vale la pena y engancha como el pegamento, es cómo decide explicárnosla. Porque, al fin y al cabo, nos vamos a encontrar con los ingredientes típicos de casi toda novela fantástica: bárbaros cabreados y duro como el acero, castillos con reyes y príncipes, una guerra que parece inminente, un huequito para el amor, intrigas y traiciones, su dosis de magia y misterio, caballeros de reluciente armadura y valientes personajes femeninos. Nada nuevo dentro del género y un argumento de corte clásico en una ambientación medieval. Y os preguntaréis, entonces a qué tanto bombo con Abercrombie? podría daros muchas razones, pero básicamente me quedo con sus personajes y el tratamiento que les da. Son el alma mater de la trilogía, su motor y su sustento: ricos, heterogéneos, trabajados en profundidad, intensos, con carga psicológica y la suficiente fuerza como para tener una imagen de ellos muy completa, tanto física como mental.

Y te los crees, sabes que son personajes imaginarios, pero te los llegas a creer, a entender sus razones, a poder justificar sus actos y a verlos como seres humanos que no hacen más que enfrentar y afrontar las diferentes situaciones que se les plantean.

Otro argumento a favor de Abercrombie es su estilo directo, vibrante y sólido. Su lenguaje es sencillo, sí, pero preciso, como si tuviera las ideas muy claras en todo momento. Eso hace que la trilogía resulte amena, fácil de digerir, porque está bien estructurada y sabe por dónde va y hacia dónde se dirige. Además, es cínico, es lúcido, es ingenioso y rápido de reflejos; veremos las cosas tal cual son. Y, aunque esto ya es más personal y va a gustos, su descripción de los combates resulta tan cruda, espectacular y extremadamente detallada que uno tiene la sensación de estar allí metido, apretando los dientes y sudando la gota gorda para salvar el pellejo.

Abercrombie se decanta por un estilo similar al de la magnífica "Canción de Hielo y Fuego" a la hora de narrar los hechos, es decir, veremos el mismo suceso desde diferentes puntos de vista o bien se irá desarrollando la trama desde distintos escenarios, pero siempre al mismo tiempo, lo cual le otorga continuidad y homogeneidad al conjunto. En conclusión, creo que el británico es un excelente narrador, fluido, alegre, dotado de sentido del humor (aunque éste sea bastante oscuro) y con un punto de realismo que consigue convencer porque, no nos engañemos, la Edad Media tenía que oler bastante mal, sus habitantes debían ser personas bastante rudas y, lejos de los palacios, la vida debía ser muy jodida. Y en "La Primera Ley" todo eso se palpa y se huele: la miseria, el hambre, la suciedad, el trapicheo, el miedo, los caminos embarrados y los intentos por sobrevivir.

También resulta curioso que, siendo un libro en el que la violencia y su uso tiene un papel destacado, el escritor plantee el debate sobre su existencia y razón de ser. Los personajes reflexionan sobre la violencia, en su mayoría la rechazan y algunos, incluso, intentan huir de ella y dejar atrás un pasado bañado en sangre, pero terminan haciendo uso de la misma porque, al fin y al cabo, en el mundo y en la época que les ha tocado vivir hay escaso espacio para la razón, el diálogo y la paz.

Finalmente, no me quiero ir sin hacer, nuevamente, mención a los personajes que pueblan sus páginas. Aunque el libro pone sus cimientos en tres figuras principales, lo cierto es que iremos tropezando con nuevos  personajes y ninguno de ellos resultará prescindible, inverosímil ni típicamente tópico. Abercrombie consigue que cada personaje tenga voz y personalidad propia, y eso es de agradecer, sobre todo cuando los diálogos toman el poder.

Costará elegir, cada uno tiene sus preferencias y debilidades y a mí siempre me ha tirado el Norte, los bárbaros honrados, las conversaciones alrededor de un buen fuego, el pelo azotado por el viento, los bosques y la camaradería que existe entre ellos... así que mi favorito resultó Logen Nuevededos, "El Sanguinario". Claro que, no podía ser de otro modo, terminé compartiendo largos ratos con Rudd Tresárboles, El Sabueso, Hosco Harding, Tul Duru e incluso con Dow el Negro.

Pero hay más, claro, muchos más: Bayaz, el primero de los magos, un tipo al que admirarás tanto como ganas tendrás de soltarle una buena hostia por prepotente; Jezal dan Luthar, un aspirante a algo, de sangre noble, cagón y holgazán, pero que terminará por ganarte el pulso y al que estrecharás la mano; dos mujeres de armas tomar como Ferro y Ardee, descaradas y con un par, sí, pero hermosas; y Colem West... este tío debería de haber nacido en el Norte, mola Colem West, mucho.

Claro que entre todos ellos hay una figura, renqueante, tullida, agónica y con un punto repulsivo, pero sin la que nada tendría sentido: Sand dan Glokta, el inquisidor. Nada será igual desde su aparición y estarás deseando que vuelva a aparecer para conocer sus pensamientos, para compartir su visión de la vida, para sonreír con su sarcasmo. Impresionante, de verdad, y si no, ya me lo diréis.

Quizá echéis de menos un resumen o saber de qué va el libro por si vale la pena o no leerlo, pero, sinceramente, no es necesario que os lo cuente, es mejor que lo descubráis vosotr@s mism@s. Yo sólo añadiré que, tras "Canción de Hielo y Fuego", es lo mejor que he tenido ocasión de leer.

De vuelta al barro...

"He combatido en tres campañas. En siete encarnizadas batallas. En innumerables incursiones, escaramuzas y defensas desesperadas, en todo tipo de acciones sangrientas. He combatido en medio de ventiscas, bajo el azote de los vientos en mitad de la noche. No ha habido un solo momento de mi vida en que no estuviera luchando con uno u otro enemigo, con uno u otro amigo. Nunca he conocido nada más. He visto matar a un hombre por una palabra, por una mirada, por cualquier tontería. En cierta ocasión, la mujer de un tipo al que había matado me atacó con un cuchillo y la arrojé a un pozo. Y eso no es ni mucho menos lo peor que he hecho. La vida para mí tenía el mismo valor que una mota de polvo. Menos, seguramente. Luché en diez combates singulares y los gané todos, pero siempre combatí en el bando equivocado y por razones equivocadas. He sido implacable, brutal, cobarde. He apuñalado hombres por la espalda, los he quemado vivos, los he ahogado, los he machacado contra una roca. Los he matado mientras dormían, mientras estaban desarmados, mientras trataban de huir. Yo mismo he huido en más de una ocasión. Me he orinado encima de miedo. He rogado con lágrimas en los ojos que no me mataran. Me han herido gravemente en innumerables ocasiones y he gritado y berreado como un bebé al que su madre retira la teta. Estoy convencido de que el mundo habría sido un lugar más habitable si me hubieran matado hace muchos años, pero no ha sido así y, la verdad, no logro entender porqué. Hay pocos hombres que tengan las manos más manchadas de sangre que yo. De los que yo conozco, ninguno. Mis enemigos me llaman El Sanguinario y tengo mucho. Muchos enemigos y cada vez menos amigos. La sangre sólo trae más sangre. Ahora me sigue a todas partes, como si fuera mi sombra y, al igual que sucede con mis sombra, nunca podré librarme de ella. Además, no sería justo. Me lo he ganado. Me lo merezco. Yo me lo busqué. Es mi condena" (Joe Abercrombie).

VALORACIÓN: 9'5/10

Ir a la reseña de "La Mejor Venganza".

8 comentarios:

  1. Tu reseña me reafirma en mi interés por leer algo de Abercrombie (y entiendo que lo mejor es empezar con La Primera Ley). Le has dado una notaza, así que estoy seguro de que merecerá la pena. Las obras corales, con muchos personajes bien conducidos, siempre molan. Así que lo dicho: has terminado de animarme a comprar esta trilogía.

    Lo único es que me había planteado pillarla en ebook, pero veo que sólo ha salido en amazon para kindle. Tampoco es que me importe: los libros buenos me gusta tenerlos en papel. ^^

    Buen artículo! ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Jolan,

    Yo, sinceramente, y te lo digo ahora que ya he leído medio libro de "Los Héroes", estoy enganchado al estilo narrativo de Abercrombie.

    El primer volumen es introductorio, de presentación de personajes y escenarios, para ponerte un poco en situación de qué se está cociendo... pero sólo por conocer a Logen Nuevededos y a Sand dan Glokta puedo asegurarte que vale la pena.

    Espero que los leas y los comentes, será genial rememorar la trilogía!

    Sólo por las escenas de acción, la brillantez de los personajes, la fluidez de los diálogos y ese humor ácido y corrosivo... yo creo que lo disfrutarás.

    Muchas gracias y Salud!

    P.d.- yo todo lo leo en papel!

    ResponderEliminar
  3. Un análisis extenso y bien documentado. Un 9'5 no es poca cosa. Y justo ahora pensaba si empezar la trilogía de Sanderson o esta de Abercrombie. Y finalmente me decantaré por esta. Igual que tú creo que el gran salto cualitativo de la nueva fantasía es el de trabajar a sus personajes y no soltar meros arquetipos sobre una trama conocida por todos. Darle autenticidad a quien porta la espada aunque se esté enfrentando a un dragón.

    Amén de la edición TAAAN BONITA de alianza!

    ResponderEliminar
  4. Hola Sergio,

    Agradecerte la visita y, sobre todo, el comentario.

    Bueno, yo no he leído a Sanderson y no puedo opinar sobre cuál de ambas es más recomendable, sólo puedo decirte que Abercrombie es una auténtica pasada.

    Y sí, lo realmente bueno es que resulta creíble, tan creíble que tienes la sensación de que las batallas, las conversaciones, los paisajes, de haber existido, serían tal cual los describe.

    Espero que disfrutes y que, de ser así, luego te animes a leer "La Mejor Venganza" y "Los Héroes".

    Salud!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Dimitri.

    Faltan un par de semanas más o menos para la edición en español de "Red Country", que parece que será conocida como "Tierras Rojas". Vamos a ver qué nos ofrece Abercrombie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte Gladius,

      Bueno, yo no puedo ser muy imparcial, pero en cuanto me lea el libro publicaré su reseña y espero que podamos compartir opiniones, será un placer.

      Salud.

      Eliminar
  6. Entré husmeando al blog para leer la reseña de "Tierras Rojas" y llegué aquí. Ahora me han dado ganas de leer esta trilogía. En cuanto pueda, lo haré.

    Excelente blog y muy buenos artículos.

    Saludos desde Uruguay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Martín, un placer recibir saludos desde Uruguay!

      Ante todo, agradecerte tus palabras, pero también animarte a que leas cuanto antes la trilogía de Abercrombie porque, creo, te enganchará. Yo te la recomiendo y mucho.

      Salud!

      Eliminar