EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

jueves, 6 de octubre de 2016

POWERS - BRIAN MICHAEL BENDIS & MICHAEL AVON OEMING

TÍTULO: Powers
AUTOR: Brian Michael Bendis & Michael Avon Oeming
EDITORIAL: Image Comics, Icon (Marvel), Panini
AÑO: 2000 - presente
GÉNERO: Cómic







"Powers" tiene ya unos cuantos años, de hecho, en USA empezó a publicarse en el año 2000 y, si no ando equivocado, a España llegó un poco más tarde. Era el año 2002. Por aquel entonces yo no había escuchado jamás los nombres de sus autores: Brian Michael Bendis y Michael Avon Oeming. Hoy en día esos dos tipos, que para mí eran desconocidos, son dos peces gordos en el mundillo del cómic, sobre todo Bendis. Ya han transcurrido mogollón de años y "Powers" sigue con vida, fiel a su estilo, tanto en el guión como en el trazo.

A algunos quizás os suene más por la serie que estrenaron en 2015 bajo el mismo título y que, por lo que he podido oír de algunos colegas y leer en algunas páginas web, poco o nada tiene que ver con el cómic. No la he visto, así que no puedo opinar, pero con lo que me ha llegado sobre ella... dudo que le dé una oportunidad.

Pero volvamos a los cómics de Bendis & Oeming, una mezcla de novela negra, superhéroes e historias de detectives. ¿Cuál es la gracia de "Powers"? pues que la policía tiene una división encargada de investigar los casos que atañen a los superhéroes, sean estos villanos o no. Los superhéroes, más allá de ocultar sus verdaderas identidades, son personajes famosos, casi estrellas (portadas de revista, entrevistas televisivas, blogs de internet, productos de merchandising, películas, etc.), adoradas por buena parte de una sociedad que se ha habituado a verlos surcar los cielos y pelearse en mitad de a calle haciendo gala de sus poderes. Ese es, a grandes rasgos, el escenario que nos platean los autores de "Powers".

Además, nada sería lo mismo sin el dúo de protagonistas: Christian Walker y Deena Pilgrim, detectives del departamento de homicidios especializado en superhéroes. Una pareja bastante peculiar, tanto en lo físico, como en su carácter y en el modo de afrontar las situaciones... pero funcionan y con eso no me refiero a si logran resolver los casos. Es una pareja que funciona perfectamente para el lector: su relación personal y los consiguientes diálogos resultan interesantes, frescos y divertidos.

El planteamiento es original... ¿en serio la policía puede detener e interrogar a los superhéroes? al fin y al cabo son polis normales, armados con sus pistolas y su antibalas, pero ningún arma o defensa específica contra los hombres y mujeres con capa que sobrevuelan la ciudad. Con un par, sal a la calle a hacer cumplir la ley a tipos capaces de volar, desintegrarte o reventar una pared de un puñetazo.

Bendis y Oeming tienen plena libertad a la hora de desarrollar las historias y cómo explicarlas, sin demasiados tapujos y el hecho de que el enfoque y punto de partida de la serie sea novedoso, convierte a "Powers" en un producto singular. Ojo, con esto no estoy diciendo que sea una obra maestra o que cada número de la serie merezca ovaciones cerradas, simplemente quiero decir que se trata de un cómic interesante, entretenido, con un trabajo gráfico atractivo y que aporta un soplo de aire fresco al género superheroico.

Brian M. Bendis es fiel a su concepto del superhéroe, restándole ese toque de glamour y el aura de divinidad, para volverlos más mundanos y terrenales, sacando a relucir sus defectos, debilidades e incluso su lado más oscuro. Así que los humaniza, siguen siendo sobrehumanos, pero nos enseña que tienen mierda bajo la alfombra... como casi todos. Por su parte, Michael A. Oeming aporta su peculiar estilo, próximo al cartoon, y utilizando los claroscuros y las sombras con bastante acierto, tal vez no sea el mejor artista del mundillo, puede que no guste demasiado, pero a mí me parece un estilo muy efectivo, con regusto cinematográfico y apropiado para "Powers".

El cómic resulta próximo, por la fluidez de los diálogos, porque son cotidianos, porque los personajes terminan hablando posiblemente como hablarías tú con algún colega y porque además tienen un punto ingenioso y un humor negro latente.

Por todo ello, "Powers" es una lectura recomendable, pero con una última advertencia: cuando terminéis un número, dejad un tiempo hasta el siguiente porque el principal defecto de "Powers" es que tiende a repetir ciertos esquemas que, por mucho que resulten efectistas y sean novedosos, al final, podrían caer en la monotonía. Cierto que, como toda serie de detectives, el trasfondo por narices será el de resolver el caso de turno y cierto que, también como toda serie de detectives, el hilo conductor será la pareja de polis, Walker-Pilgrim. Eso implica que algunas escenas (interrogatorios, partes de la investigación, momentos en la comisaría, etc.) se repitan porque así lo demanda el cómic por mucho que haya diferentes arcos agumentales... por eso mismo conviene tomarse un respiro entre lectura y lectura de "Powers".

Espero que lo disfrutéis, salud!

VALORACIÓN: 7'5/10

2 comentarios:

  1. Pedazo de serie de cómics... Una de mis favoritas, por su dibujo y guión. De las que vale la pena seguir y seguir y seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iñigo, me alegro de verte!

      Pues sí, yo la empecé hace ya unos cuantos años, luego la dejé (problemas de espacio y aparición de otros títulos) y ahora he vuelto a ponerme con ella.

      Salud!

      Eliminar