EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

miércoles, 26 de junio de 2013

LA SAGA DE GERALT DE RIVIA III - Andrzej Sapkowski

TÍTULO: La saga de Geralt de Rivia
LIBROS: V. Bautismo de Fuego
            VI. La Torre de la Golondrina 
AUTOR: Andrzej Sapkowski
EDITORIAL: Alamut Ediciones
AÑO: 2008
GÉNERO: Fantasía Épica 

"- Puedo darte todo lo que desees -dijo el hada-. Riqueza, poder y cetro, fama, una vida larga y feliz. Elige.
- No quiero riqueza ni fama, poder ni cetros -respondió la bruja-. Quiero un caballo que sea negro y tan imposible de alcanza como el viento de la noche. Quiero una espada que sea luminosa y afilada como los rayos de la luna. Quiero atravesar el mundo en la oscura noche con mi caballo negro, quiero quebrar las fuerzas del Mal y de la Oscuridad con mi espada de luz. Eso es lo que quiero.
- Te daré un caballo que será más negro que la noche y más ligero que el viento de la noche -le prometió el hada-. Te daré una espada que sea más luminosa y afilada que los rayos de la luna. Pero no es poco lo que pides, bruja, habrás de pagármelo muy caro.
- ¿Con qué? En verdad nada tengo.
- Con tu sangre".

Volvemos con Geralt de Rivia, esta vez para analizar los libros V y VI de la excelente saga del escritor polaco Andrzej Sapkowski. Si en el anterior libro, Ciri y Geralt se separaban, en "Bautismo de Fuego" esa separación terminará de consumarse de tal manera que empezaremos recorrer dos caminos distintos; uno el de Ciri, que, en su intento por encontrar su lugar en el mundo, empezará una vida de pillaje junto a "Los Ratas", y otro el de Geralt, que iniciará la búsqueda de su pupila viajando hacia el Sur, convirtiéndose Ciri  en su única razón de ser (con el permiso de Yennefer).

Tras lo sucedido en Thanedd, con hechiceros, espías, soldados, elfos encolerizados y nilfgaardianos de por medio, Geralt se está recuperando en Brokilon, la tierra sagrada de las Dríadas. Yennefer está en paradero desconocido. Y Ciri, después de atravesar un portal, emprende una nueva vida bajo en nombre de Falka.

Conoceremos a nuevos personajes, como siempre interesantes, carismáticos y con ese punto de proximidad que hace que te plantees lo genial que sería tomarse unas cervezas con ellos mientras escuchas sus historias y batallitas. Milva, una arquera infalible tan práctica como deslenguada; Cahir, un valiente nilfgaardiano que parece renegar de sus orígenes; Zoltan Chivay, un guerrero enano curtido que comanda una compañía tan dispar como entrañable; y Emil Regis, un barbero experto en hierbas, erudito, resabiado y... vampiro. Por supuesto, Jaskier sigue animando el cotarro con su habilidad para meterse donde no le llaman. Visto así, parece que nos encontramos ante la típica compañía al uso tan presente en otras trilogías o sagas del género de la fantasía épica, pero la infinidad de detalles y los exquisitos diálogos van más allá del tópico.

Bien es cierto que Ciri sigue ganando en protagonismo y su personaje crece sin parar, tanto es así que buena parte de las páginas están dedicadas a ella y puede llegar a echarse de menos a Geralt porque, aunque el personaje de Ciri es cada vez más rico y profundo, alcanzar las cotas de carisma e interés del brujo se antoja prácticamente imposible.

Eso también comporta que, a nivel de acción y ritmo, el libro se resienta y pueda parecer más flojo que los anteriores, pero no deja de ser un episodio imprescindible en la saga y mantiene el elevadísimo nivel narrativo de Sapkowski. La riqueza de los detalles, la profundidad de los diálogos, el sentido del humor, la constante construcción y desarrollo de los personajes y esa capacidad del polaco para invitarte a reflexionar cada vez que plantea posibles debates morales o éticos, siguen estando presentes en "Bautismo de Fuego".

Y todo ello en el ambiente de guerra y caos que se va recrudeciendo.

Así llegamos a "La Torre de la Golondrina", el penúltimo volumen de la saga, aquel que tiene la difícil tarea de no perder puntada a la hora de hilar todos los frentes abiertos, seguir cuidando de la cantidad de personajes que han ido apareciendo hasta ahora sin dejar a ninguno por el camino y mantener la tensión que ha ido acumulándose a medida que han avanzado las páginas. Y es que la estructura de la saga ha crecido de tal manera que cometer algún error de cálculo es fácil, pero, una vez más, Sapkowski demuestra tener muy claro hacia dónde quiere llevar al lector, mostrándose como un escritor sólido que se ha ganado ya un puesto entre los nombres imprescindibles del mundo de la fantasía.

Ciri sigue arañando páginas a Geralt (aunque cada vez que aparece le brujo te entran ganar de ponerte en pie y romper en aplausos), suya será la mayor parte del protagonismo y, a modo de flashbacks, se irá desgranando la historia componiendo un enorme rompecabezas que funcionará con la precisión de un reloj, volviendo a elevar el ritmo y las emociones.

Cómo no, Sapkowski añadirá nuevos personajes a la saga y, por otra parte, conoceremos mejor a algunos que habían ido apareciendo en libros anteriores, pero que, hasta ahora, no habían tenido las páginas que, tal vez, demandaban. Esta vez parece tocarle al lado oscuro porque podremos saber algo más del odioso Rience, del malvado y peligroso hechicero Vilgefortz e incluso del mismísimo emperador de Nilfgaard, Emhyr var Emreis. Aunque, para mi, hay un personaje que destaca por encima de todos los "malos" del libro y que consigue alterarte por su sangre fría, sadismo y crueldad: Bonhart, una especie de cazarrecompensas o asesino a sueldo brutal. Su personaje está perfectamente caracterizado y es capaz de intimidar al lector cada vez que aparece.

En el lado opuesto, conoceremos a Vysogota de Corvo, un ermitaño que vive alejado de la sociedad en la soledad de los pantanales y que se hará cargo de Ciri, cuidándola y alimentándola, no sólo en el sentido literal de la palabra, sino también espiritualmente, convirtiéndose, a su manera, en el tercer tutor que tendrá la joven a lo largo de la saga.

No deja de ser una muestra más del innegable talento del escritor polaco que, nuevamente, lleva la novela a un final culminante que empuja a abrir, inmediatamente, el siguiente libro: "La Dama del Lago".

Sigue adelante el épico y maravilloso tour de force de Andrzej Sapkowski.

VALORACIÓN: 9/10

Ir a la reseña de los libros I y II: El Último Deseo y La Espada del Destino
Ir a la reseña de los libros III y IV: La Sangre de los Elfos y Tiempo de Odio
Ir a la reseña de los libros VII y VIII: La Dama del Lago 1 y 2

2 comentarios:

  1. Mi saga favorita *o*

    Yo creo que en cierto sentido no fue un acierto dar tanto protagonismo a Ciri. Aunque tiene capítulos que me parecieron magistrales otros se me hicieron pesadísimos.

    A ver qué te parece el final. A mí personalmente me decepcionó bastante.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Mss Black,

    Yo no sé si es mi saga favorita o no, pero tengo muy claro que dentro de la fantasía contemporánea, Sapkowski estaría en el podio junto con Martin y Abercrombie (siempre con el permiso de Tolkien).
    Es cierto que el aumento de protagonismo de Ciri se hace pesado en algunos momentos, pero... siguen siendo dos muy buenas novelas.
    La saga ya la he terminado, en breve espero poder colgar la reseña de "La Dama del Lago" y así lo comentamos.
    Gracias por pasarte, salud!

    ResponderEliminar