EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

lunes, 15 de julio de 2013

LA ISLA DEL TESORO - Robert Louis Stevenson

TÍTULO: La Isla del Tesoro
AUTOR: Robert Louis Stevenson
EDITORIAL: Edhasa
AÑO: 2005
GÉNERO: Novela de aventuras

"Las aventuras de Jim Hawkins comienzan el día en que un viejo marinero con pata de palo llega a la posada de su padre. Por casualidad, el joven Jim se apodera del mapa de una isla desierta donde se esconde un gran tesoro y, junto con Squire Trelawney y el Doctor Livesey, se embarca en la Hispaniola. Pronto descubrirán que la tripulación está formada por villanos y filibusteros a las órdenes de John Silver, cocinero y pirata, quien también codicia el tesoro...".

Un clásico, publicado por vez primera en 1883, escrito por el escocés Robert Louis Stevenson. Uno de aquellos libros pendientes de leer que, finalmente, me decidí a abrir y que ha supuesto una regresión en el tiempo, una vuelta a la literatura de finales del siglo XIX y un cierto regusto al cine de aventuras del Hollywood clásico que veía cuando era pequeño.

Para muchos es la mejor historia de piratas que se ha escrito nunca y ha sido fuente de inspiración en campos tan dispares como el cine, los cómics e incluso los videojuegos. No en vano, buena parte del imaginario popular asociado a los piratas procede de "La Isla del Tesoro": las patas de palo, los loros sobre el hombro, marineros rudos, islas tropicales con tesoros ocultos, las botellas de ron y, cómo no, mapas con una X marcando el lugar del preciado tesoro enterrado.

"La Isla del Tesoro" arranca con la llegada del viejo lobo de mar Bill Bones a la posada "Almirante Benbow", regentada por los padres de Jim Hawkins. Hospedado allí durante unos cuantos días, se producirá su inesperada muerte y, con ella, arrancará, de manera fortuita la gran aventura del joven Jim al encontrar un mapa de un tesoro escondido en una isla remota. Con la ayuda del doctor Livesey y del aristocrático caballero Telawney, Jim conseguirá una goleta, "La Hispaniola", y una tripulación capacitada para llevar la nave a buen puerto... lo que no sabe aún Jim es que es que esa tripulación, en realidad, es una banda de piratas capitaneada por el malvado Long John Silver y que su único objetivo es apoderarse del tesoro.

Un argumento sencillo de sobras conocido, pero en el que no faltarán la intriga y las aventuras, que nos empapará de olor a salitre y de rumor de olas de mar, que nos permitirá viajar a bordo de un buque de vela acompañados de un buen puñado de piratas que regarán sus gaznates con ron y que nos llevará a conocer lugares extraños, lejanos y exóticos.

Considerado un clásico de la novela juvenil, lo cierto es que "La Isla del Tesoro" no conoce edad y que lo han leído un buen puñado de generaciones. Tanto lo puede leer tu hijo o hija de 13-14 años como tu padre o tu madre de 60 e incluso tu abuelo, porque es un libro recomendable sin importar demasiado qué edad tienes y con el que vas a disfrutar seguro. Y si, además, la edición con la que os hagáis es ilustrada (como en mi caso), pues mejor que mejor.

Hay un montón de personajes, aunque los protagonistas principales son el joven Jim Hawkins y el pirata por excelencia Long John Silver, tan carismático como temible, y su inseparable Capitán Flint... un loro. Todos los personajes tienen la dosis necesaria de fuerza y energía como para tomar forma y convertirse en seres de carne y hueso y todos contribuyen, en mayor o menor medida, al desarrollo de una trama con suficiente intriga y emoción como para engancharte a sus páginas. Al mismo tiempo, casi podremos evocar y contemplar los paisajes gracias a las detalladas y hábiles descripciones del escritor escocés.

Muchos también han querido ver en "La Isla del Tesoro" el viaje iniciático de Jim Hawkins ya que, acompañado de personajes como el propio Silver o el comedido y justo doctor Livesey, el joven se verá obligado a crecer y a madurar. Al fin y al cabo, un paso más en su viaje de la vida. 

El paso de los años queda patente en la manera de escribir, en el lenguaje y el ritmo narrativo que imprime Stevenson, pero aún así, es un libro que sigue aguantando muy bien el paso del tiempo y que se lee en un salto. Estamos ante una de esas novelas atemporales, obra universal de referencia y que sabe y huele a literatura pura, de la de antes. Un libro para disfrutar.

Una única pega... en ocasiones resulta algo predecible.

Robert Louis Stevenson, nacido en Edimburgo en 1850 y prolífico escritor de novelas, ensayos, cuentos o crónicas de viaje, es el padre de otros mitos literarios como "El extraño caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde", "Flecha Negra" o los cuentos recopilados en "Las nuevas mil y una noches".

VALORACIÓN: 8/10

3 comentarios:

  1. Tendría que ser lectura obligatoria en las escuelas.

    Libro entrañable, qué recuerdos!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Iñigo y Pablo, saludos!

    La verdad es que sí, es un libro fundamental y que debería ser de obligada lectura, un clásico imprescindible sin el que resulta casi imposible comprender a los piratas y todo lo que les rodea. Casi todo lo que asociamos a ellos cuando somos pequeños procede de este libro y quién no se ha imaginado nunca a un pirata con pata de palo o un loro sobre el hombro y siempre rodeados de ron?

    Salud!

    ResponderEliminar