EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

viernes, 1 de marzo de 2013

CEBOLLAS CONTRA EL ASEDIO - El Caballero de la Cebolla

"CEBOLLAS CONTRA EL ASEDIO"


Vuelve a caer la noche en Bastión de Tormentas, una más. Las olas rompen contra el acantilado, una y otra vez, con insistencia infinita, en una lucha eterna del agua contra la piedra.

Desde los gruesos muros de la fortaleza puede contemplarse la Bahía de los Naufragios, en realidad un paisaje sobrecogedor, pero lo cierto es que Bastión de Tormentas ha resistido a todas las terribles tempestades que han osado arremeter contra ella. Hasta hoy.

Ha transcurrido un año y la situación es cada vez más compleja. Los víveres escasean y la ración diaria, si la hay, apenas da para acallar los estómagos durante unas pocas horas… a este paso gatos y perros tendrán que andarse con ojo. La gente enferma y el ánimo de los soldados decae. Bastión de Tormentas está cansado, agoniza y si no ha claudicado aún es sólo por la inquebrantable voluntad de su rey.

Stannis Baratheon, impertérrito, observa desde la muralla el bloqueo que están llevando a cabo la flota de Paxter Redwyne y los hombres de Mace Tyrell. Sitiado por tierra y mar, atrapado y sin suministros, sabe que cada día que pasa es un empujoncito más hacia el trágico final, pero sus apretadas mandíbulas son indicativas de que ese final será vendido a un alto precio. Es un hombre testarudo y con una determinación de hierro, pero con eso no se gana una guerra: “Ese bastardo malnacido de Mace y sus malditos vasallos… Dónde estarán las tropas de mi hermano?”, se pregunta el rey.

El sonido de unos pasos acelerados interrumpe sus pensamientos. El Señor de las Tierras de Tormentas entrecierra sus ojos mientras espera que el soldado recobre el aliento.

- ¿Qué sucede, soldado, a qué viene tanta premura?
- Mi rey… alguien ha conseguido romper el bloqueo.
- Repite eso, ¿qué ha pasado?
- Señor, al parecer, un barco ha logrado burlar la flota Redwyne esta misma noche y ha alcanzado unos de los túneles inferiores de la fortaleza.
- Alabados sean los dioses, por fin ha llegado mi hermano!
- Perdón, mi rey, pero no se trata de su hermano… ha llegado en un barco negro de velas negras y no lucía blasón alguno.
- Entonces… ¿quién demonios es?
- Davos Seaworth, el capitán de la Betha Negra… un… un contrabandista.
- ¿Un contrabandista? Curioso salvador nos envía la Fe. Llévame con él, no hay tiempo que perder.
- Disculpad, mi rey, una cosa más. El barco transporta un cargamento de pescado en salazón y cebollas.
- Cebollas… ardo en deseos de conocer a ese tal Davos. Vamos!

El Caballero de la Cebolla

Quieres leer más relatos?
- El Rey Dragón

1 comentario:

  1. Genial! Muchas gracias por mandarnos tu relato sobre Stannis y la historia del Caballero de las Cebollas.

    Saludos!

    ResponderEliminar