EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

martes, 19 de junio de 2018

MI TIEMPO SEÑORÍAS... - ROSENDO

"Mi tiempo señorías, generalmente, lo empleo en las cosas que me preocupan o me divierten", así rezaba una parte de la letra de "Mi tiempo", del álbum "Para mal o para bien" (1994) del incombustible Rosendo. Uno cree que ese tiempo no llegará jamás, que la leyenda del rockero de Carabanchel seguirá creciendo y arropando con su sombra a todos esos grupos que fueron aprendiendo de él, empapándose de su manera de hacer, admirando su personalidad y descubriendo el particular sonido de su guitarra. Rosendo Mercado es un mito, probablemente uno de los tipos más míticos, carismáticos, incorruptibles y respetados de este país y no hablo solamente en el sentido estrictamente musical, sino en toda la dimensión de su persona.

Esto se acaba, como en su día se acabó aquello de jugar al gua, pero Rosendo se ha mantenido fiel a su estilo desde que arrancó su prolífica trayectoria en Leño... corría el año 1978, ahí es nada. Desde entonces, su carrera ha sido sólida e íntegra; honesto consigo mismo, honesto con su manera de vivir y honesto con su manera de entender las cosas. Todo ello recogido en cada palabra de cada canción de cada disco, permitiendo que su voz, sus riffs y sus letras formaran una perfecta combinación. Esa mezcla es la que identifica a Rosendo con un rock único y primordial, puro, como si fuera el origen y padre de todas las bandas de rock duro que, posteriormente, han ido surgiendo y poblando el territorio nacional. Un verdadero referente. Un tipo auténtico.

Respeto. Esa es una de las primeras palabras que me vienen a la cabeza si pienso en Rosendo, un inmenso respeto y admiración. Me quito el sombrero, Sr. Rosendo Mercado Ruiz. Admito que me sabe mal, que me quedé fuera de lugar al saber de la noticia, que una parte de mí se anclará en ese tiempo compartido, que echaré de menos tu desgarbada figura, tu melena que ha ido encaneciendo la experiencia y tus tejanos imperecederos... pero respeto la decisión, aunque duela un poco. Si estuvimos listos para la reconversión entonces, también tendremos que estarlo ahora, a pesar de que esta nueva conversión haya que hacerla sin ti, un poco a tientas y barrancas.

Por suerte, Rosendo seguirá siendo imperecedero y legendario. Aún no se ha terminado, nos quedan unos meses para seguir disfrutando de su locura por incordiar y no está de más darse un paseo por un extensa discografía y repasar la cantidad de canciones que ha ido colando en nuestras vidas con humildad, constancia y mucho, mucho curro. Aunque a veces le haya costado llegar al estribillo, al final siempre ha encontrado la manera de denunciar el mamoneo.

¿Es el final? tal vez sólo sea un merecido descanso, tal vez sea un adiós definitivo, pero lo cierto es que la gira se ha anunciado como de despedida. Rosendo la empezó el 16 de marzo en Jerez de la Frontera y la terminará el 23 de diciembre en Barcelona (al menos, es la última fecha prevista a día de hoy), después de haber pasado por Burlada, Madrid, Bilbao, Santander, A Coruña, Granada, Murcia, Pamplona, Valencia, Gijón, Ourense, Jaén, Tarragona... y otras localidades, permitiendo a tod@s disfrutar de su oficio y buen hacer, escuchando su repertorio de canciones para normales y mero dementes. 

Desde mi blog sólo pretendía rendirle un humilde y pequeño homenaje, por eso quería dedicarle estas palabras al músico que me hizo adentrarme en la senda del rock duro nacional, senda que después he transitado acompañado de Barón Rojo, Barricada, Extremoduro, Platero y Tú, Marea, El Drogas, Fito Cabrales y el gran Robe, entre otros. De no ser por Rosendo es probable que no hubiese llegado a conocer al resto y siempre se lo deberé a la canción "De qué vas?", que recuerdo escuchar en un programa de televisión española, así, de repente, en ese mismo año 1994 con el que abría esta dedicatoria. De ahí a la eternidad, compartiendo 24 años de mi vida con él.

Así que después de varias semanas dedicando parte de mis tardes a escuchar sus discos y cantando en el protector anonimato de mi casa, simulando la pose, el genio y la figura de Rosendo, he decido elegir algunas de mis canciones favoritas de este pedazo de rockero que siempre ha tenido una historia que contar. Una tarea muy complicada, teniendo en cuenta la cantidad de álbumes que ha ido publicando desde que en 1985 apareciera "Loco por incordiar" y hasta 2017, año de su último trabajo, titulado "De escalde y trinchera" (Nota: No aparecen canciones de Leño, solamente de su carrera en solitario).
  • Agradecido (Loco por incordiar, 1985)
  • Callejones (Loco por incordiar, 1985)
  • Loco por incordiar (Loco por incordiar, 1985)
  • Pan de higo (Loco por incordiar, 1985)
  • Aguanta el tipo (Fuera de lugar, 1986)
  • El ganador (Fuera de lugar, 1986)
  • Flojos de pantalón (Jugar al gua, 1989)
  • De qué vas? (Para mal o para bien, 1994)
  • A la sombra de una mentira (Para mal o para bien, 1994)
  • Hasta de perfil (Para mal o para bien, 1994)
  • Listos para la reconversión (Listos para la reconversión, 1996)
  • Vaya ejemplar de primavera (A tientas y barrancas, 1998)
  • Quincalla o no! (Veo, veo... mamoneo, 2002)
  • La triste cagalera (El endémico embustero y el incauto pertinaz, 2007)
  • La verdad vencida (El endémico embustero y el incauto pertinaz, 2007)
  • Amaina tempestad (A veces cuesta llegar al estribillo, 2010)
  • Rompe la cadena (A veces cuesta llegar al estribillo, 2010)
  • A remar (Vergüenza torera, 2013)
  • Ni fu, ni fa (Vergüenza torera, 2013)
  • Cúrame de espantos (De escalde y trinchera, 2017)
  • El túmulo (De escalde y trinchera, 2017)
Solamente me queda decir que... prometo estarte agradecido, Rosendo: salud y buenos alimentos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario