EL BLOG DE LOS LIBROS Y LA MÚSICA

TRANSLATE:

miércoles, 10 de abril de 2013

PSYCHEDELIC PILL - Neil Young



TÍTULO: Psychedelic Pill
AUTOR: Neil Young & Crazy Horse
AÑO: 2012
ESTILO: Rock n' Roll
SELLO: Reprise records





Casi una década después de su última colaboración con los incombustibles Crazy Horse (Billy Talbot, Ralph Molina y Frank "Poncho" Sampedro) en el aclamado "Greendale", el genio Neil Young vuelve con sus amigos para darle intensidad a un nuevo puñado de canciones que no dejarán indiferente ni a su más absoluto fan.

Young ya tiene una edad y eso le permite hacer lo que le dé la gana. Nunca ha sido demasiado comercial, hay quien lo calificó de leyenda desconocida, pero lo que está claro es que cuando entra en tu vida porque estás preparado para dejarlo entrar, le coges un cierto cariño. Será por su voz, será por sus letras, será por el trabajo que lleva a sus espaldas, será por su espíritu anarquista, combativo, por su conciencia social, por su honestidad, por su alma cándida, por la libertad que transpira y el amor que destila...no lo sé, allá cada cual.

"Psychedelic Pill" es sólo para fans. Doble compacto que contiene ocho canciones que totalizan una duración de 87 minutos, tres de ellas las más largas de toda su carrera, especialmente "Driftin' back" (casi media hora).

Para aquellos que nos gusta más el Young acústico, como yo, el disco empieza bien. La intro de "Driftin' back" es brutal. Neil se agarra a su acústica para echar una mirada atrás, aprovechando para hacer publicidad de sus memorias: "Waging heavy peace", para al poco, en un degradado genial, hacer entrar la electricidad y parecer que entra en trance, con sus amigos, sumergiéndose en el pasado, repitiendo la misma secuencia y progresión de acordes una y otra vez, éxtasis del que va saliendo puntualmente para recordarnos que está recordando. Vamos, que hay que tener un poco de paciencia y tiempo para escucharla entera y no distraerse demasiado.

Si has aguantado bien, ya estás pillado. Le sigue la canción que da título al album: "Psychedelic pill", en la que utilizando la distorsión y un riff rockero, pegadizo, que recuerda al de "Sign of love" de su último trabajo en solitario "Le Noise", nos dice que las chicas se quieren divertir.

Y llega el segundo largo: "Ramada Inn", donde Young se pone nostálgico y uno se lo imagina sentado en el porche de su hacienda, junto a su mujer, echando de nuevo la vista atrás.

Cierra el primer CD "Born in Ontario", un tema más de corte country en el que nos recuerda su raíz canadiense y abre el segundo con "Twisted road" donde recuerda haber oído en la radio a Bob Dylan cantando "Like a Rolling stone".

"She's always dancing" es quizá la menos sorprendente y en "For the love of man" baja el ritmo y se pone tonto, para acabar con la magistral "Walk like a giant", última pieza, épica, en la que lamenta no haber podido cambiar el mundo.


En general, Young parece estar mirando hacia el pasado en todo el disco, se palpa la nostalgia, eso sí, electrificada. 

Total, una nueva obra maestra del indomable músico canadiense, quizás sin llegar a la altura del anterior y sorprendente "Le Noise" pero sí entre lo mejorcito de su colección.

VALORACIÓN: 8/10

4 comentarios:

  1. Bueno, veo más disparidad de opiniones con "Le Noise" que con este "Psychedelic Pill". Al menos no has leído aquella crítica. Estoy salvada.
    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo te leo y te comento. No puede ser que no te haya gustado "Le Noise"...

    ResponderEliminar
  3. Vengo del enlace que me pusiste, y ya me he suscrito a tu espacio. Muy buena reseña. El disco salvo la excesiva extensión del primer tema me parece un trabajo muy brillante. Salud.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por comentar y por la suscripción. Hemos puesto un enlace a tu blog. Salu2!!!

    ResponderEliminar